19 noviembre 2018
El Popular

Contrastes

Una porquería, el segundo piso de la autopista

Por Carlos GÓMEZ. / noviembre . 28, 2016.

Quienes circulan —o mejor dicho, padecen— todos los días la autopista México-Puebla en el tramo del Outlet al estadio Cuauhtémoc, y viceversa, entienden que el llamado segundo de piso es una porquería.

No sólo se trata de la tontería de reducir a un carril la autopista en el tramo del Parque Finsa, frente a la VW, que además ya causó varios accidentes, si no de la peligrosidad que implica manejar en la parte de abajo del segundo piso.

Es una obra que costó más de 500 millones de pesos de lo programado y tardó más de dos meses en terminarlo, también de acuerdo con lo programado. Y una obra de apenas 15.3 kilómetros está claro que no valió la pena lo hecho por las empresas OHL y Pinfra. Circular por la noche o con lluvia en este pequeño tramo es un peligro para todos los automovilistas.

Pagar entre 45 y 55 pesos no es una opción viable para quienes trabajan o viven en la zona porque todos los días deben padecer falta de alumbrado, una vialidad sin la correcta señalética y alumbrado.

Aún con la luz de día es arriesgado manejar debajo del segundo piso de la autopista México-Puebla debido a que existe una parte de la autopista que se reduce de dos a un carril y medio y luego a un solo carril. Y sin la luz del día la vialidad es más peligrosa.

Con todo y los arreglos que harán en la parte inferior de la autopista México-Puebla, no deja de ser una vialidad muy peligrosa.

La obra está mal diseñada, mal trazada y mal ejecutada.

Con todo y los 10 mil 500 millones que costó, es una obra cara, mal hecha y sin beneficio social.

Es una porquería.

***

Nadie creía que la estrategia del alcalde, Luis Banck, sería efectiva para contener a los ambulantes. Sin embargo, ha sido un total éxito y ha permitido a poblanos y comerciantes recuperar las principales calles del Centro Histórico.

Otra vez ha sido el Gobierno del Estado el que ha fallado porque no sabe cómo definir el uso del transporte público en las calles 12, 14, 16 y 18 Poniente.

Miles de personas han sido perjudicadas por la falta de información del cambio de las rutas del transporte público. Urge que gobierno del estado ayude a la estrategia del Ayuntamiento para recuperar definitivamente el Centro Histórico.

www.contrastesdepuebla.com

Te puede interesar