26 mayo 2019
El Popular

Bregando

Plaza México, creo en ti...

Por Jaime OAXACA. / octubre . 11, 2016.

De un mes a la fecha la cara de la plaza México cambió satisfactoriamente con relación a los últimos 20 años.

La pésima imagen que le impuso la empresa anterior al coso de Insurgentes es un velo difícil de quitar, será una de las primeras tareas de la nueva empresa. Ya empezaron.

Hay mucho por hacer. Lo primordial, la materia prima, ya lo hicieron, el toro, ha cambiado. Toro, es una forma generalizada de decirle al cornúpeta que sale por toriles. De septiembre 11 a la fecha se han realizado cinco festejos menores, cuatro sin picadores.

Se han lidiado novillos bien presentados, sin mácula en la presencia; inclusive, hay quien dijo que fueron demasiado grandes para chavales que aún no debutaban en el coso de la calle Augusto Rodin.

No es exagerado mencionar que algunos de los 30 novillos lidiados, tuvieron más trapío que muchos que se lidiaron en la plaza más grande del mundo en corridas de toros en años pasados.

Eso es lo relevante, el toro con trapío ha salido nuevamente por la puerta de los sustos, ésta ha recuperado el nombre.

La nueva empresa de la plaza México tiene como gerente taurino a Mario Zulaica, matador de toros en el retiro que cumplirá 45 años el próximo mes de diciembre, ya había incursionado en el asunto empresarial. Potosino de origen, Mario, se ha ganado la confianza de los aficionados.

Para las cinco novilladas escogió ganado con trapío de: Los García, San Lucas, El 7, Santo Tomás, El Vergel y San Fermín.

Por lo que respecta a los toreros, han sido 19 los jóvenes que han partido plaza, 9 de ellos extranjeros, un numero alto que debe redituar algo a los coletas mexicanos, ojalá no hayan sido únicamente cortesías a coletas fuereños. Cabe decir que, de los diestros extranjeros ninguno dejó huella.

Los chavales mexicanos son quienes han dado de qué hablar. Se decía que no había novilleros y la anterior empresa lo usaba como argumento, rascaba para evadir la organización de las novilladas. Las temporadas se montaban sin pies ni cabeza.

Por lo que respecta a la primera fase del presente serial, las cuatro novilladas sin picadores, destacaron cinco chavales. Mario Aguilar, quien cortó una oreja, y Juan Pedro Llaguno fueron los primeros que entusiasmaron al público en la novillada inaugural.

Ricardo de Santiago dejó muy grato sabor en la segunda. Isaac Fonseca en la tercera; en la última Tato Loaiza cortó dos orejas para salir a hombros, el único que lo ha logrado hasta el momento.

Se ha realizado una novillada de la segunda fase, ya con picadores, fue el pasado domingo donde José María Pastor gustó al público. No cortó orejas pero dejó constancia de su quehacer taurino.

Faltan por realizarse siete festejos novilleriles, están anunciadas las dehesas de Zacatepec, San Marcos, Medina Ibarra, Golondrinas, La Estancia, Caparica y Xalmonto.

Un logro importante de la empresa actual es que existe certeza que echará ganado bien presentado. En poco tiempo ha ganado confianza de los aficionados.

No debe olvidarse que la verdadera prueba de fuego será en la llamada temporada grande. Con lo que se ha visto en las novilladas se tiene la esperanza que en el serial de 12 corridas de toros, se presenten exactamente eso: ¡toros!

Las figuras extranjeras están acostumbrados a reses gorditas, sin trapío, sin la edad reglamentaria, de embestida dócil, borreguna. El reto es que cambie, que lo que se lidie en la inminente temporada, que inicia el 13 de noviembre. La nueva empresa ha hecho concebir expectativas al público que así será.

El Vate yucateco Ricardo López Méndez (1903-1989), expresa en un bello poema, ¡México, creo en ti! Con la venía del poeta y del lector, va la frase al recinto taurino: plaza México, creo en ti…

Te puede interesar