17 julio 2019
El Popular

Stalingrado

Retroceso histórico

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / septiembre . 03, 2016.

En una época de graves convulsiones internas, de predominio conservador, clerical y centralista neoliberal por la que atraviesa México, donde se ha impuesto al pueblo a que sea individualista, sin identidad, contrario al concepto gremial. La historia demuestra que: las ambiciones políticas y económicas, la apatía tradicional del mexicano, la falta total de organización, la falta de educación, el poco, o nulo amor por la Patria, han convertido al México de hoy, en un Estado asociado y dependiente TOTALMENTE de Estados Unidos.

Pero, es necesario citar lo siguiente, para que nos demos una idea del origen de posturas políticas y económicas de quienes nos han gobernado a la fecha. La similitud con la actualidad, imprime un descrédito total de los amos en el poder. Veamos:

Tenemos que, en agosto de 1836, Sam Houston, le dirigió una carta a Andrew Jackson, presidente de los Estados Unidos, cuyo contenido es el siguiente:

“México es un país con grandes recursos naturales, que podría levantar cabeza bajo un gobierno responsable y honesto. Entre sus políticos hay hombres con grandes luces, relegados a segundo plano por la insaciable ambición de los militares. Si alguno de ellos lograra sostenerse en el poder, quizá México tenga la fuerza suficiente para reclamar con las armas el territorio del que ha sido despojado. Debemos, por tanto, fomentar la discordia civil por todos los medios a nuestro alcance y para ello puede sernos muy útil el general Antonio López de Santa Anna, quien en los últimos diez años ha sido cabecilla de otros tantos pronunciamientos. Contra el sentir de muchos convencionistas, que desearían comérselo vivo, prefiero dejar en libertad al ave depredadora. Te suplico reconsideres tu posición y le concedas una entrevista en Washington. La conferencia no reportaría beneficio alguno, pero servirá de pretexto para ponerlo a salvo y facilitarle el regreso a su patria, donde será nuestro mejor agente subversivo. Con su díscolo genio agitando la arena política, ningún gobierno podrá enderezar la nave del Estado y México se mantendrá sumido en el caos, donde nos conviene que permanezca por mucho tiempo, para que su débil ejército no pueda impedir las futuras anexiones de Arizona, Colorado y las dos Californias.” (Ignacio Solares, La Invasión, Ed. Punto de Lectura, pg. 48)

La Guerra de Reforma, la Intervención Francesa, la Revolución de 1910, Lázaro Cárdenas, marcaron una historia con vergüenza y dignidad. Lamentablemente, desde que se impusieron los neoliberales, dicha carta, cobra vigencia cruel como inaudita, porque los amos en el poder actúan y piensan como gringos, sumiéndonos en el caos total, despojándonos de identidad y vergüenza, con el fin de que estemos aislados y desprotegidos del valor de la dignidad; sin moral ética, porque los amos son a su vez los criados del imperio, quienes ya no es necesario el invadirnos militarmente para despojarnos de la patria, sino que gracias a los lacayos en el poder, ya sea el PRI o el PAN, están hechos de la misma madera de adoctrinamiento gringo.

No es necesario que sean militares, simplemente que sean “políticos” corruptos hasta la médula de los huesos, y, ya. Los bienes nacionales, que brindaron pujanza y esperanza de ser dueños de nuestro destino como Pemex y CFE, son como la mandarina, eliminar gajo por gajo, sin que el pueblo cobre beneficios. Los apátridas han generado que la nación sangre y esté herida por reprimir, ejecutar y encarcelar a quienes exigen justicia, donde la democracia de vida digna, la han privatizado.

La nación es una fosa común, producto del apetito voraz y cínico de los actores. La Constitución es un instrumento para justificar sus actos criminales, misma que ha sido despojada de su esencia para el pueblo.

Se empeñan en imponer su modelo de pensamiento frío y calculador, mediante deformar a la educación, para crear un ente amorfo; de ahí el valor de la lucha magisterial que se mantiene contra el poder. Mediáticamente se le acusa de corrupta, sin embargo, un pueblo sin educación rica en valores de conocimiento reflexivo, lógico y crítico, es un analfabeto funcional. Es el punto de quiebre entre la propuesta de Andrew Jackson y, nuestra necesidad de soberanía. Ésta, pareciera ser una estrella a millones de años luz, es decir, sabemos de ella por sus lejanas emisiones de energía, pero casi inalcanzable.

Enrique Peña Nieto fue entrevistado por Javier López Dóriga, donde fue a modo. En ella, bajo el script premeditado, se le sugiere si conocerá a Donald Trump y le exigirá respeto al pueblo mexicano; Peña Nieto se limitó a dar vueltas a las ideas sin llegar a nada. Luego de invitar a Hillary Clinton y a Donald Trump, para que lleguen a México e intercambiar puntos de vista políticos, quien asiste primero es Trump. Peña Nieto, de manera taimada, propone respeto a los mexicanos, a lo que Trump no le contestó, al contrario, se mantuvo en su postura racista. El descrédito de Peña se suma a sus errores continuos.

La patria ya no está para un Estado Fallido. Necesitamos recuperar dignidad con valor y entereza. Ya no más otros Santa Anna y Porfirio Díaz.

 

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx                  

Analista político y de prospectiva social

Te puede interesar