24 abril 2019
El Popular

Contrastes

El rector Alfonso Esparza se queda en la BUAP

Por Carlos GÓMEZ. / agosto . 29, 2016.

Paralelo al proceso de transición que está en marcha en el Gobierno del Estado de Puebla y el de la sucesión del 2018, al interior de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla se gesta el proyecto de reelección del rector, Alfonso Esparza Ortiz, para el periodo 2017-2021.

Y se hará a partir de los logros alcanzados y que se reflejarán con las magnas obras que se ejecutarán en lo que resta de este año y el 2017 y la propuesta clara de mantener a la BUAP como un espacio académico, lejos de la política y centrado al ciento por ciento en las necesidades de los universitarios.

Ante más de 17 mil nuevos universitarios de la generación 2016, el pasado sábado el rector Alfonso Esparza les reiteró que lo más importante para la BUAP son sus estudiantes y éstos están seguros que no hay nada más importante que ellos.

No es casualidad que existan versiones de que el gobernador electo, Tony Gali, piense en invitar a Alfonso Esparza para formar parte de su gabinete por los resultados logrados en casi tres años de administración al frente de la BUAP.

Es verdad que existe una estrecha relación entre el rector y el gobernador electo, que va más allá de lo institucional.

Pero no hay ninguna intención formal y real de invitar a Alfonso Esparza para incorporarse al gabinete de Tony Gali.

Por el contrario, existe el total respaldo por parte del gobernador electo para que la BUAP se mantenga en los primeros lugares a nivel nacional en calidad educativa porque la máxima casa de estudios refleja siempre el sentir de una buena parte de la sociedad.

Tony Gali sabe que tiene en Alfonso Esparza a un aliado muy importante para poder concretar sus promesas de campaña en el ámbito educativo y no tendrá ninguna objeción en respaldar que el rector se quede por un periodo más al frente de la máxima casa de estudios.

Es una sinergia entre dos personajes que han hecho una excelente mancuerna desde que Tony Gali era secretario de Infraestructura y luego presidente municipal de Puebla. Así que al interior de la BUAP debe quedar muy claro que el rector se quedará en su cargo para seguir su proyecto académico, lejos de la transición y de la sucesión del 2018.

El proyecto del rector es concretar su plan de trabajo del periodo 2013-2017 y hacer una propuesta seria y alcanzable a la comunidad universitaria para el periodo del 2017 al 2021.

Serán los estudiantes, los académicos y trabajadores universitarios los encargados de evaluar el trabajo realizado durante los últimos casi tres años y determinar si siguen por el camino académico y de la calidad educativa.

Indudablemente será así.

La BUAP hoy más que nunca está dentro de un proyecto académico en donde los estudiantes, los catedráticos y el personal administrativo son la prioridad en todas y cada una de las decisiones.

Te puede interesar