15 diciembre 2018
El Popular

Contrastes

Terrorismo laboral en el Cobaep

Por Carlos GÓMEZ. / agosto . 23, 2016.

No pasó ni un día desde que se reveló la existencia de una denuncia penal por amenazas contra el líder sindical del Colegio de Bachilleres, Ricardo Ordaz Pérez, cuando un grupo de porros apareció en pleno Centro Histórico de Puebla para insultar y casi golpear a trabajadores disidentes del Cobaep.

Los porros –que se dicen maestros- agredieron e insultaron a reporteros que se encontraban en la rueda de prensa que en ese momento daba Jorge Rosas Yañez.

¿Cuál es el temor de Ricardo Ordaz?

Sin duda alguna, pretende mantener el control con el mismo esquema de terrorismo laboral que su antecesor Refugio Rivas.

Ya existe una abierta revuelta por parte de un grupo importante de trabajadores sindicalizados del Cobaep debido a que no existe ningún tipo de garantías individuales dentro de ese sistema educativo.

Es urgente que las autoridades estatales y laborales tomen cartas en el asunto debido a que persiste el clima de hostigamiento por parte de Ricardo Ordaz y sus porros contra los disidentes.

La situación es tan delicada que en cualquier momento las cosas pueden empeorar y llegar a la violencia física.

La demanda por el cambio en la dirigencia sindical es el mismo que con Refugio Rivas por la falta de transparencia en el uso de los recursos y porque se rindan cuentas del dinero que ingresa a la dirigencia sindical por las cuotas de los trabajadores.

Además de que ya terminó el periodo para el que fue “electo” Ricardo Ordaz.

Nadie dentro del gobierno del estado se puede decir sorprendido si la violencia llega al Cobaep porque en cualquier momento se pueden cumplir las amenazas lanzadas.

 

***

 

Ayer se impidió al equipo de Contrastes TV grabar una nota informativa en el área pública de la zona de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe.

Primero elementos de la Policía Auxiliar y luego el personal del Centro Expositor aseguraron que no se puede grabar ni tomar fotografías si antes no se paga un “permiso” de 3 mil pesos.

¿Desde cuándo se tiene que pagar para que los periodistas hagan su trabajo?

¿Por qué el dinero no va a parar a la Secretaría de Finanzas y se queda en los administradores del Centro Expositor?

¿Cuánto dinero ingresó por todos los cobros que hacen un trabajo profesional para bodas y 15 años?

¿Dónde está ese dinero?

¿Qué no es un área federal?

¿Desde cuándo se tiene que pagar 3 mil pesos por hacer un trabajo informativo en plena vía pública?

Sin duda que hay muchas preguntas sobre la “privatización” que se ha hecho de este emblemático espacio público.

Es lamentable que no se deje hacer un trabajo periodístico y, sobre todo, que se cobre por grabar o tomar fotografías a los reporteros.

En fin.

Ojalá y todo sea una confusión como afirmaron a este reportero la noche de ayer.

www.contrastesdepuebla.com   

 

Te puede interesar