24 abril 2019
El Popular

Contrastes

El inminente aumento al pasaje del transporte

Por Carlos GÓMEZ. / agosto . 18, 2016.

Cada fin de sexenio se cumple un ritual no escrito.

El gobernador saliente autoriza el aumento de la tarifa del pasaje del transporte público en el estado de Puebla para evitar un desgaste político al entrante.

Es un pacto no escrito entre el gobernador entrante y el saliente en los últimos sexenios.

El que se va, debe cargar el peso político de la decisión que afecta el bolsillo de millones de poblanos.

Lo hizo Melquiades Morales Flores con Mario Marín.

Lo cumplió Mario Marín con Rafael Moreno Valle.

Y lo mismo hará Rafael Moreno Valle con Tony Gali Fayad.

El único detalle que está por conocerse es si les autorizarán uno o dos pesos de aumento a los transportistas.

Y también si ese incremento se aplicará para las dos Líneas de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) y sus respectivas alimentadoras.

Lo que llama poderosamente la atención es que en este sexenio se dio prioridad a sacar todas las líneas que corrían por la Diagonal Defensores de la República y la 11 Sur.

Además de que ya está en marcha el proyecto de la Línea 3 de la RUTA que circulará por el bulevar 5 de Mayo y la 16 de Septiembre.

Entonces con estas nuevas circunstancias habrá que analizar el futuro del transporte público en la capital poblana y el interior del estado.

Por lo pronto, es cuestión de horas para que se haga el anuncio oficial del aumento del pasaje del transporte en la capital e interior del estado.

La petición en la capital poblana es que se cobre 7 pesos por viaje, aunque lo más probable es que se deje en seis pesos.

Y en el caso de las rutas foráneas su intención es llegar a los 8 pesos pero tampoco se prevé que lleguen a esa cantidad y sólo se permitirá el cobro de siete pesos por pasaje.

Y lo más probable es que ese aumento se autorice un día viernes por la tarde para evitar la reacción negativa de la sociedad poblana contra Rafael Moreno Valle.

Pero como se dijo en líneas anteriores, es un costo político que han asumido los gobernadores salientes como Melquiades Morales y Mario Marín.

Es turno de Rafael Moreno Valle.

 

**      **      **

 

Una buena noticia para Puebla es que no hubo huelga en Volkswagen de México.

El sindicato de trabajadores de la empresa flexibilizó su postura y bajó de dos dígitos a 4 por ciento de aumento salarial.

En tanto que la empresa subió dos puntos porcentuales.

No avanzó el llamado banco de horas y, por ahora, la certidumbre regresó a la economía local.

VW es un ícono de la economía poblana y pronto se sumará Audi a este ritmo para mover de mejor forma la economía local.

Aunque en el caso de Audi los verdaderos beneficiados serán los Ayuntamientos de Tlaxcala.

Ni modo.

Nadie sabe para quién trabaja.

 

www.contrastesdepuebla.com

@gomezcarlos79

 

Te puede interesar