21 febrero 2019
El Popular

Alquimia de poder

Señales desde el purgatorio

Por Ruby SORIANO. / agosto . 08, 2016.

Como un monstruo de las mil cabezas, el Partido Revolucionario Institucional en Puebla ya no responde a su cuerpo y se ha dejado llevar por esas “cabezas inservibles” que siguen haciendo añicos a un partido que si levantaba la mano para decirse de “oposición”, hoy a duras penas intenta levantar un dedo.

Ante la debacle nacional, en Puebla el panorama emula esa torre de Babel donde todos hablan en diferente idioma. Los ataques al interior del tricolor están a la orden del día, y las disputas de poder han hecho florecer los pantanos de estiércol que los acompañaron en la reciente contienda electoral.

Con un dirigente estatal anulado por su desgaste en imagen y credibilidad, se suma el de una ex candidata a la gubernatura que regresa a su curul en el Senado como queriendo olvidar su fracaso en el pasado reciente.

Los artífices de la derrota caminan impunemente por los pasillos del PRI de la diagonal para continuar con el saqueo. Los que se decían “los generales” de la campaña pasaron a ser lo que siempre han sido, soldaditos del poder y billete.

Ahora todos se lavan las manos y emulan ser los nuevos críticos del PRI, cuando todos conocen sus habilidades para el engaño y la ambición.

Mientras un Juan Carlos Lastiri “camina Puebla” —en sus ratos libres— y paga desayunos —dice que con su dinerito—, el reacomodo de grupos está a todo vapor. Las viejas costumbres priistas son las que aniquilan a un partido que pareciera estar condenado por su propia estirpe dinosáurica.

Lastiri sigue tendiendo sus redes y montado en una estructura federal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano que le es de mucha utilidad para sacar ventaja a sus más cercanos adversarios.

A Alejandro Armenta le carcome la envidia y se le inflama la bilis —dicen— cuando le mencionan a Lastiri. El flamante ex coordinador de la derrota priista en el pasado proceso electoral, resulta que ahora se quiere disfrazar de “crítico” de su partido, cuando quienes lo conocen a fondo, saben que Armenta se desinfla al encarar a quienes le cuestionan sus dichos.

Y como en todo drama siempre hace falta un personaje de caricatura, surge en recientes días la llamada “diputada fraiché” (Xitlali Ceja) quien hizo una “histórica” defensa de la reforma energética y sus beneficios. Esta señora también anda queriendo ser suspirante, cuando sabe que uno de sus principales estigmas, es ser marioneta del ex gobernador Mario Marín.

Para rematar el cuadro, como todos andan haciendo su luchita, vemos también al doctor Enrique Doger mostrando las bondades del altruismo desde la delegación de Seguro Social.

Como por arte de magia hemos visto a un Doger tratando de “crear percepción” para lograr posicionamiento. Sin embargo, la simpatía y amabilidad no se le dan mucho que digamos al doctor, ahora lo vemos con mucho activismo social.

Y aunque algunos de sus operadores se encargaron de filtrar esa posibilidad de ver al ex rector en las filas de Morena, los militantes de ese partido no tardaron en enviarle mensajes claros y contundentes… Ahí no es bienvenido.

Y como nadie quiere quedarse sin ninguna tajada del pastel, no falta una que otra militante de medio pelo que ya intensificó sus sesiones de botox en cara y labios para lo que se pueda ofrecer.

Lo lamentable es que serán pocos, muy pocos los que sigan mostrando una postura crítica hacia su propio partido. Afortunadamente sí hay personajes que sin estar en el reflector, sin ligarse a los padrinos del poder, y sin la inquietante necesidad de hacer campaña anticipada, mantienen esa visión que quizá sirva para mirar que en el PRI, aún hay perfiles que pueden representar cambios significativos, no sólo en discurso, sino también en percepción.

@rubysoriano

www.mediatikos.wordpress.com

Te puede interesar