16 junio 2019
El Popular

Contrastes

Xitlalic Ceja, un nerviosismo innecesario

Por Carlos GÓMEZ. / agosto . 05, 2016.

La violencia periodística y literal contra la diputada federa del PRI, Xitlalic Ceja, es inversamente proporcional a su real potencial político y electoral.

Tantas líneas contra la ahijada de Mario Marín resultan un absurdo.

La hija del marinismo, la esposa de Lázaro Jiménez Aquino, la diputada que no tiene más futuro, denota un nerviosismo en las plumas adictas a Eukid Castañón.

De pronto les gana la soberbia a esos adictos escritores, a sueldo, del diputado federal.

Xitlalic Ceja no es nada sin Mario Marín y la figura del exmandatario la hundirá.

Son líneas amenazantes, portadas sin sentido.

En pocas palabras: violencia política innecesaria.

Pero la soberbia y el dinero es mucho.

Pierden el verdadero escenario político local.

Sus victorias recientes los hacen perder el piso.

Un grupo político representado por un par de plumas los lleva a un territorio sin análisis real.

En fin.

Su adicción al poder de Eukid Castañón los hace lanzar disparos al aire.

No ven más allá de lo que dicta el diputado federal.

Seguros de que todo es eterno.

Hasta las mentiras.

Y esta columna no está hecha para defender a la patética diputada federal del PRI, Xitlalic Ceja, y sus absurdos sueños de ser presidenta municipal de Puebla.

Antes que Xitlalic Ceja piense en ser candidata a la presidencia municipal de Puebla debe recordar su origen y la forma en que consiguió su riqueza.

Su esposo, Lázaro Jiménez, es uno de los grandes emblemas de la corrupción del trienio y sexenio de Mario Marín.

Debe revisarse una y otra vez su paso por la extinta de la ex Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Xitlalic Ceja y su esposo son dignos representantes de la porquería que fue el gobierno de Mario Marín.

Entonces resulta absurdo que los adictos a Eukid Castañón le dediquen varias líneas.

En fin.

Ni la ahijada de Mario Marín tiene futuro, ni las plumas adictas a Eukid Castañón tienen la verdad absoluta.

La intensa batalla por el poder dividida entre tres grupos ya está desatada.

Los galicistas.

Los morenovallistas.

Y los que ven a futuro a Luis Banck.

Es un juego de percepciones.

Y la gente adicta a Eukid Castañón peca de soberbia.

Xitlalic Ceja es lo peor del marinismo.

No será candidata a presidenta municipal.

Su esposo y su pasado la hundirán en los pantanos de la corrupción.

@gomezcarlos79

 

Te puede interesar