18 julio 2019
El Popular

Indicador político

Encuesta Oaxaca: sociedad usará violencia contra CNTE

Por Carlos RAMÍREZ. / agosto . 04, 2016.

OAXACA, Oax.-Con un apoyo del 90% a la reforma laboral educativa y un repudio del 90% contra los paros, plantones y bloqueos de la Sección XXII de maestros de la CNTE, el gobierno federal ha fallado en la solución de la crisis magisterial en las calles. De ahí que una encuesta a nivel nacional califica con 3.6% --del 1 al 10-- la actuación del gobierno federal y de 3% la del presidente Peña Nieto.

La empresa Prospecta Consulting realizó una encuesta nacional cara a cara sobre el problema magisterial para Indicador Político y para el programa Hablemos de Política con Carlos Ramírez en Efekto TV y el resultado no por previsible deja de llamar la atención: los encuestados señalan que ha llegado la hora de aplicar inflexiblemente la ley (50.3%)  y de usar la fuerza pública (32.9%) porque su obligación es proteger a la sociedad (13.5%).

Y ante el dilema de usar la fuerza pública o tolerar a los maestros en sus movilizaciones que afectan a la sociedad en varias partes de la república, la encuesta le otorga el 88.4% a la opción de fuerza y apenas el 7.7%a la tolerancia. Este dato revela que los maestros disidentes han perdidoapoyo social.

El tema central del conflicto magisterial se centra hasta en la reforma laboral educativa que tiene que ver con la evaluación de los maestros para mejoras laborales. La lucha por el salario prácticamente terminó en los noventa.

El enfoque social del tema magisterial se centraliza en la condición laboral de los maestros asociada a la mala preparación pedagógica de los maestros (48.9%), la falta de escuelas (29.7%) y la falta de involucramiento de los padres de familia en la educación pública (15.1%).

De ahí que la encuesta revele el 87.8% de apoyo a la reforma educativa en el tema de los maestros, aceptación del 88.6% a relacionar exámenes evaluatorios con la asignación de plazas, rechazo de 90.3% a la venta o herencia de plazas y asentimiento de 78.5% aumento de salarios vía evaluación.

Y en materia de lucha magisterial callejera contra la reforma educativa, la encuesta mostró un repudio de alrededor de 90% contra marchas, toma de casetas en carreteras federales, bloqueos, actos vandálicos como pintas y quema de instalaciones públicas, plantones y paros de labores educativas.

Ante la salida gubernamental de negociación vía mesas de diálogo en Gobernación, la encuesta arrojó datos interesantes: es una pérdida de tiempo (36.7%), representa una derrota del gobierno federal (25.2%) y fortalece a la CNTE (20.4%), una distribución menos drástica que la percepción sobre el conflicto en lo general pero contundente: 82% no ve solución en las mesas.

En anotaciones de las respuestas de la encuesta, los entrevistados resaltaron el hecho de que el gobierno federal debe privilegiar a las mayorías sobre los intereses de las minorías y que la tolerancia debe asumir el grado de irritación de la sociedad que es afectada por las acciones directas callejeras de los maestros disidentes.

El estado de ánimo social es de ruptura. En la celebración de la Guelaguetza del lunes 1 de agosto en la ciudad de Oaxaca, la XXII de la CNTE bloqueó con maestros los accesos al lugar pero ciudadanos --algunos con sus familias-- rompieron el cerco a empujones que pudo haber derivado en violencia de sangre, sin que estuviera presenta ninguna autoridad municipal, estatal o federal.

Oaxaca vive ya una guerra civilmolecular.

Te puede interesar