20 noviembre 2018
El Popular

Contrastes

Entre mentiras, muere ciclovía y nace el Parque Lineal Serdán

Por Carlos GÓMEZ. / julio . 27, 2016.

Una mentira tras otra. Un intento desesperado por salvar el negocio millonario de 271 millones de pesos para una obra de 7.6 kilómetros para el Gobierno del Estado de Puebla.

Un negocio de 35.6 millones de pesos por kilómetro, que un ninguna parte de este país sería posible autorizar por lo costoso y el daño al medio ambiente.

Un ecocidio de más de 800 árboles que de pronto Rodrigo Riestra, titular de la SDRSTOR,  bajó a 323 árboles talados hace apenas unas semanas ante la presión social.

Y un nervioso Diego Corona, titular de la Secretaría de Infraestructura, que ante el periodista Luis Gabriel Velázquez, aseguró que no se afectaría un solo árbol. Ninguno según el funcionario.

Sin embargo, en la entrevista de seis minutos el funcionario estatal terminó por exhibir su nerviosismo y dijo que tal vez “habría” algunos árboles que serían “trasladados”.

Luis Gabriel Velázquez fue firme en su pregunta y preguntó ¿cuántos árboles?

Diego Corona terminó por aceptar que serían 150 árboles “trasladados” en el bulevar Hermanos Serdán para construir la ciclopista.

La entrevista del mentiroso Diego Corona ocurrió la mañana de este martes.

No obstante, por la tarde, en una reunión de Comisión del Cabildo de Puebla representantes de las empresas encargadas del proyecto revelaron que serán 230 árboles derribados para construir la obra.

Iván Galindo, regidor del PRI, exhibió una y otra vez las mentiras de los representantes de las empresas y de las autoridades estatales con respecto a la obra.

El regidor los acorraló y les dejó en claro, en primer lugar, que no es una ciclovía, si no una ciclopista por sus características y, posteriormente, que la obra traerá consigo un ecocidio.

Iván Galindo demostró en la sesión de Comisiones del Cabildo, con documentos oficiales y estudios, que la obra no es viable y es un atentado al medio ambiente.

 Iván Galindo dejó al descubierto la ignorancia y las mentiras de los encargados de la obra.

En esa sesión, el secretario de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, Gabriel Navarro Guerrero, reconoció que serán derribados 235 árboles para construir la ciclopista.

Eso ocurrió horas antes de que el mentiroso de Diego Corona afirmó con Luis Gabriel Velázquez que ni un árbol serían derribado. Que, en todo caso, serían 150 árboles “trasladados” a otra parte de la ciudad.

Gracias al trabajo de Iván Galindo el secretario de Infraestructura, Diego Corona, quedó exhibido como un mentiroso.

Ahí está grabada su entrevista, la versión de Rodrigo Riestra y lo ocurrido ayer en la Sala de Regidores.

Al final, los representantes de las empresas, funcionarios estatales y municipales terminaron por reconocer que serán derribados 230 árboles y ya no será llamada ciclovía, ni ciclopista, ahora será el proyecto del Parque Lineal.

Todo por salvar el negocio millonario de 271 millones de pesos.

Las mismas mentiras del Parque de las Siete Culturas.

@gomezcarlos79

Te puede interesar