16 julio 2018
El Popular

La corte de los milagros

Dudas que matan: Elecciones y matemáticas (2a parte)

Por Rodolfo RUIZ. / julio . 11, 2018.

Al hacer una revisión y comparar los cómputos distritales de la elección de gobernador con las cifras del PREP, hay cantidades y porcentajes que no cuadran, sobre todo en algunos distritos de la Sierra Norte, Ciudad Serdán, Tecamachalco, Izúcar de Matamoros y Puebla capital.

La cantidad más incongruente es la votación total que obtuvo Martha Erika con el 100% de las actas computadas: 1 millón 152 mil 125 sufragios.

Sostengo que es incongruente porque el número de votos que como máximo podría alcanzar, haciendo una proyección con base en la información del PREP del IEE, serían 975 mil 936 sufragios.

Trataré de explicarme: Si con el 98.13% de las actas capturadas por el PREP, la candidata a la gubernatura de la Coalición por Puebla al Frente consiguió 957 mil 686 votos, lo que podría llegar a obtener con el 1.87% de las actas que faltaban —aplicando la regla 3— serían 18 mil 250 sufragios.

Sin embargo, los cómputos distritales le otorgaron la friolera de 194 mil 439 votos adicionales, es decir 20.30% más respecto del PREP.

Una de dos: O el PREP está lejos de los niveles de confianza que ofrecieron los consejeros del IEE, o alguien alteró los cómputos de la elección de gobernador, ya que las cifras que estos arrojaron no guardan, matemática y estadísticamente, ninguna proporción con aquellos.

Resulta inverosímil que con el 1.87% de las actas de escrutinio no capturadas, la diferencia porcentual entre el número de votos registrados por el PREP y los contabilizados en los cómputos distritales sea tan grande en algunas demarcaciones.

En general hay una diferencia, en el caso de la votación de Martha Erika Alonso, del 20.30%.

Pero en algunas demarcaciones la disparidad entre los votos registrados por el PREP y los contabilizados en los Consejos Distritales es muy superior. En el distrito 9 de la ciudad de Puebla, la diferencia es de 38.96 puntos; en el distrito 12 de Amozoc de Mota, de 27.58%; en el distrito 15 de Tecamachalco, de 25.55 puntos; y en el distrito 16, de 37.55%.

¿Por qué el PREP del IEE fue tan errático en sus registros, si supuestamente todo lo tenía fríamente calculado después de tres simulacros? ¿No que era un instrumento altamente confiable y certero? ¿Cómo puede haber una diferencia de 194 mil sufragios en la votación de la gobernadora electa entre el PREP y los cómputos distritales, cuando supuestamente el Programa cerró con el 98.13% de las actas capturadas?

¿No sería conveniente llamar a cuentas a la empresa encargada de operarlo, Grupo Proisi, considerando que cobró 29 millones de pesos por algo que al final no funcionó, al menos con la certeza que ofrecieron sus directivos?

¿O exigir una explicación al Comité Técnico Asesor del PREP, presidido por César Astudillo, sobre las disparidades entre los cómputos oficiales y las cifras que arrojó el Programa?

Para partidos, candidatos y ciudadanos en general sería ampliamente conveniente saber qué pasó: si el PREP falló, si las actas capturadas inicialmente son diferentes a las que llegaron a los Consejos Distritales, o si los cómputos de la elección de gobernador fueron manipulados.

Las disparidades son enormes y ameritan una clara y pronta explicación.

***

En el PRI, algunos grupos políticos ya comienzan a fraguar la destitución de su actual dirigencia estatal y a echar de las filas del tricolor a los que califican como traidores, comenzado por un ex gobernador.

Pero de esto le platico mañana con más detalle.

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Te puede interesar