17 julio 2018
El Popular
El Popular Investiga

Del Triángulo Rojo, sólo a Tepeaca entran los supervisores 

Por René VALENCIA |

Evaden inspeccionar el resto de las estaciones de los municipios del Triángulo Rojo

Archivo | En Amozoc y San Martín, las gasolineras se negaron a la inspección

Sí bien las revisiones hechas a las gasolineras poblanas aumentaron casi un 10 por ciento por parte del personal de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), los inspectores no se acercaron a los negocios dentro del llamado Triángulo Rojo, territorio caracterizado por el robo y traslado de combustible robado de los ductos de Pemex, pues sólo acudieron a Tepeaca.

En el Reporte de Gasolina de la Profeco, donde se detallan las inspecciones a las gasolineras de México, se indicó que los supervisores realizaron 244 procedimientos en Puebla durante el año pasado, mientras que en el 2016 hubo 222, es decir, aumentaron casi un 10 por ciento.

Si bien los esfuerzos de la Profeco, en regular las actividades de establecimientos de combustible en Puebla permanecieron al alza, las visitas se limitaron sólo a la zona metropolitana, pues sólo 127 de las revisiones ocurrieron en la capital poblana, lo cual representa el 52 por ciento de revisiones.

Durante el 2017 el Gobierno Federal anunció que los tres órdenes de gobierno trabajarían en conjunto para supervisar la legalidad de las actividades en las gasolineras de la entidad poblana, con el fin de evitar que relaciones con el crimen organizado.

Ayer 4 de abril, el gobierno de Puebla emitió un comunicado en el que se aseguró que durante el año pasado se clausuraron 21 gasolineras, luego de las revisiones en las que participaron con Petróleos Mexicanos (Pemex), pues no acreditaron el origen de su combustible, pero no detallaron en qué municipios.

Las inspecciones que reportó la Profeco en su reporte arrojaron que el único municipio del Triángulo Rojo que visitaron el año pasado fue Tepeaca, donde se revisaron seis establecimientos, los cuales aceptaron someterse a las pruebas de calidad, pero en ninguno hubo anomalías en el equipo de distribución.

El personal de la Profeco le dio prioridad a las gasolineras aledañas a territorios donde se registra el hurto y trasiego de combustible robado de los ductos de Pemex, pues se hicieron 23 visitas en Amozoc y San Martín Texmelucan, de las cuales seis negocios se negaron a la evaluación.

San Martín Texmelucan fue un caso inusual el año pasado, pues los supervisores de la Profeco no iban al municipio desde el 18 de junio del 2015. En 2017 se revisaron 10 gasolineras, de las cuales, tres se rehusaron al procedimiento.

Entre los establecimientos que rechazaron la revisión de la Profeco en San Martín Texmelucan se encontraron: Gasolineras Rahel SA de CV, Servicio Las Animas SA de CV (ambas ubicadas sobre la Carretera Federal México-Puebla) y José Sánchez Romero (en la avenida Libertad Norte número 525).

Dentro de Amozoc se revisaron 13 gasolineras el año pasado, de las cuales se negaron al procedimiento la Estación de Servicio Real Vallarta SA de CV, Caftor Araba Soar SA de CV y Servirapid SA de CV, las dos últimas ya sancionadas por la dependencia debido a que no aceptaron el procedimiento.

Disminuyen tomas clandestinas en 2018

Puebla empezó el 2018 colocada entre las tres entidades con más registros de tomas clandestinas a los ductos de Pemex en México; además la paraestatal también se reservó la información de los municipios donde se perforaron ductos, al considerar que hacer los datos públicos “causaría un serio perjuicio”.

A través de una solicitud de acceso a la información, Pemex informó a El Popular, diario imparcial de Puebla, que para este año no se podrá conocer en qué municipios se encontraron tomas clandestinas, cuántos litros de combustible se perdieron por las ordeñas y cuánto producto se recuperó en la entidad.

Te puede interesar: Cierran cada seis horas una ordeña a ductos de Pemex

Entre los riesgos que representaría revelar los municipios en los que se recuperó combustible robado y las tomas clandestinas que se detectaron, se debió a que “guarda relación con su actividad comercial”, lo que ameritó que se considere un “secreto comercial”, pues podría desalentar las inversiones de capital privado.

También enfatizó que de conocerse los municipios en los que se presentó el delito de robo de hidrocarburo, se supera el interés público pues divulgar sus operaciones en el combate al robo de hidrocarburo pone en desventaja competitiva a Pemex; aunque durante el 2017 no hubo inconvenientes para detallar las actividades en Puebla.

Este medio publicó el 19 de julio del 2017 la nota titulada: Se Reagrupan Huachicoleros en Tepatlaxco y Zaragoza, en donde se detalló que dentro de los municipios antes mencionados, durante mayo del mismo año se registraron tomas clandestinas, de acuerdo con una solicitud de acceso a la información a Pemex.

Disminuyen tomas clandestinas

El Reporte de Tomas Clandestinas 2018, dado a conocer por Pemex, precisó que en enero, por primera vez en un año, Puebla bajó al tercer puesto nacional en la detección de ductos perforados, pues se atendieron sólo 110 ordeñas.

También puedes leer: Tomas clandestinas alcanza segunda cifra más alta del último sexenio

El número de tomas clandestinas detectadas en enero de este año significó que en promedio se perforó un ducto cada siete horas, en comparación con los 125 puntos de ordeña de combustible en enero del 2017 hubo una disminución del 12 por ciento.

Las entidades que encabezaron los registros de tomas clandestinas en enero fueron Hidalgo (139), Guanajuato (131), Puebla (110), Estado de México (98) y Sinaloa (95); en caso contrario, los registros más bajos fueron en la Ciudad de México, Sonora y Durango, al presentar menos de seis casos cada uno.

Deja un comentario

Te puede interesar