17 julio 2018
El Popular
El Popular Investiga

Cierra Pemex 21 gasolineras en Puebla; vendían huachicol

Por Redacción/René VALENCIA |

Se informó que desde enero de 2017 se han realizado 2 mil 2 operativos y cerrado mil 334 tomas clandestinas inhabilitadas

Agencia Enfoque | Se han decomisado más de 6 millones de litros durante el 2017.

Por presentar irregularidades sobre la procedencia legal de combustible, 21 gasolineras en Puebla fueron cerradas, informó Petróleos Mexicanos (Pemex) en coordinación con el Gobierno del Estado, esto como resultado de diversos operativos ejecutados por Pemex con el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y el Ejército México.

En un comunicado de prensa, la paraestatal informó que desde enero del 2017 se realizaron 2 mil 2 operativos en el estado, el cual dejó un saldo de 3 mil 138 vehículos asegurados, 781 personas detenidas, y mil 138 tomas clandestinas inhabilitadas, así como el decomiso 6 millones de litros de combustible robado.


Leer: Multan con 17.8 millones de pesos a gasolineras


Desde abril de 2017 comenzaron las revisiones a gasolineras ubicadas en la zona del Triángulo Rojo, donde se detectaron irregularidades en seis, algunas incluso propiedad de presidentes municipales, como el caso de José Isaías Vázquez Reyes, edil de Atzizintla.

Las gasolineras reportadas con irregularidades se ubicaban en Quecholac, Cuyoaco, Huixcolotla y Palmar de Bravo, zona conocida en Puebla como el Triángulo Rojo por la presencia de huachicoleros.

Uno de los alcaldes involucrados en la detección de gasolinera ilegal y presunto lavado de dinero, fue el expresidente municipal de Palmar de Bravo, Pablo Morales Ugalde, de quien la Comisión Reguladora de Energía revocó en octubre de 2017, los permisos de tres de sus gasolineras con los números de expediente PL/10678/EXP/ES/2015, PL/10681/EXP/ES/2015 y PL/10680/EXP/ES/2015.

Posterior a este hecho, también fueron suspendidas dos de las cuatro gasolineras de Othón Muñoz Bravo conocido como El Cachetes, presunto líder huachicolero, detenido en 2017.

Ver: Del Triángulo Rojo, sólo a Tepeaca entran los supervisores 


El reporte sobre el combate al robo de combustibles fue presentado en el Grupo de Coordinación Puebla Segura, en el que participó el gobernador José Antonio Gali Fayad y el director de Pemex, Carlos Alberto Treviño Medina, además que en los operativos estuvieron involucradas la Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y la Policía Federal.

Sobre esto, el director de Pemex enfatizó que "todo el que conozca, compre o comercialice combustible robado y no lo denuncie, se está afectando a sí mismo y a toda la población, pues robarle a Pemex es robarle a México", por lo que aseguró que las autoridades tendrán “tolerancia cero” ante este ilícito.

Detalló que la unidad de Pemex Logística realiza diversas acciones focalizadas a fortalecer la seguridad del sistema de ductos, incorporando tecnología de última generación, así como el uso de medidores de referencia para acotar los tramos de medición y facilitar la identificación de puntos de extracción ilegal.

Reserva Pemex información de hidrocarburo recuperado

Por ser supuesta información que pone en riesgo las actividades económicas de Petróleos Mexicanos (Pemex), al “superar el interés público”, la paraestatal reservó la información del combustible recuperado en la entidad poblana y los municipios a los que se les devolvió el hidrocarburo durante enero del 2018.

De acuerdo con una solicitud de acceso a la información, el organismo petrolero refirió que este año no se revelarán cuántos litros de hidrocarburo, gasolinas por tipo o gas robado se recupera en Puebla, pues el dar a conocer la ubicación de los municipios en donde se devolvió el producto arriesgaría las operaciones.

Te puede interesar: Cierran cada seis horas una ordeña a ductos de Pemex

La Unidad de Transparencia de Pemex le respondió a El Popular, diario imparcial de Puebla, que los motivos por los que no se detallará la cantidad de litros de combustible recuperado en los municipios poblanos ni el lugar dónde lo almacenan, se debe a que pone en riesgo las actividades y supera sus facultades.

El documento enfatiza que entre los riesgos de explicar las operaciones de recuperación del hidrocarburo robado en Puebla está el que se conocerían las fuentes de suministro con las que cuenta la petrolera en la entidad, “en consecuencia es innegable la divulgación de esta información”.

Otro riesgo es que podría ahuyentar el interés de empresas mexicanas o internacionales para invertir en los municipios donde se han ordeñado ductos.

 

“El conocimiento público de la pérdida y afectación, puede desalentar la inversión privada de las personas y empresas interesadas en adquisición de títulos bursátiles de Pemex, así como aquellos que pretendan celebrar alianzas estratégicas con Pemex, en términos del marco normativo de la Reforma Energética”, señaló el documento.

Asimismo, se enfatizó que la determinación de no hacer públicos los territorios poblanos en los que los huachicoleros mantienen sus operaciones de robo en sus ductos, pondría en riesgo la salud y la seguridad de sus habitantes, pues los delincuentes podrían hacer uso de la violencia.

Deja un comentario

Te puede interesar