22 julio 2018
El Popular

Stalingrado

Stalingrado

Por Rodrigo ROSALES ESCALONA. / marzo . 17, 2018.

Según el cuento, Alí Babá era un pobre leñador de Persia que fue testigo de la llegada de una banda de 40 ladrones al escondite de su tesoro en el bosque en donde él cortaba madera. El botín de los ladrones está en una cueva cuya boca queda sellada mágicamente y se abre con las palabras “¡Ábrete, Sésamo!” y se cierra con “Ciérrate, Sésamo”; Cuando los ladrones se marchan, Alí Babá entra en la cueva y se lleva parte del tesoro a casa.

Dichos ladrones necesitan la experta asesoría de nuestros funcionarios y políticos mexicanos, quienes jamás les quitarían lo que con perversidad le roban al pueblo; algún gobernador les diría ¡Pobres aprendices!

De entrada, la clase trabajadora es la que menos interesa a la cleptocracia y partidocracia; cuando se acuerdan de ella, es para inducirlos a que voten mediante unas tortas, como para robarles impunemente. Así de fácil.

Mientras el exgobernador de Chihuahua, César Duarte, fue perdonado por la PGR de cualquier delito grave a nivel federal, siendo el caso de que él desvió y lavó dinero mediante la adquisición del 15 por ciento de las acciones del Banco Progreso Chihuahua por un monto de 65 millones de pesos. Tan fácil es borrón y cuenta nueva.

Santiago Nieto fue despedido de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos (Fepade), por investigar los vínculos de Emilio Lozoya con Odebrecht, por recibir sobornos de dicha empresa para destinarlos a campañas del PRI. El punto no queda ahí, porque Lozoya compró para Pemex la planta de urea Agro Nitrogenados a AHMSA en Veracruz, con el fin supuesto de sustituir las importaciones de fertilizantes e incrementar su consumo en el sector agropecuario. Dicha operación tuvo el costo de 475 millones de dólares entre compra, rehabilitación y renovación de infraestructura en 2014. Con el nuevo nombre de Pro Agroindustria, a la fecha ha generado números rojos por un monto de 3,584 millones de pesos. Entre tanto, luego de pasar cinco meses donde supuestamente la federación determinaría si Lozoya es o no culpable, no se ha emitido nada. Sigue protegido. PEMEX continúa con pérdidas no por sí misma y sí gracias al saqueo de los administradores.

 

Si usted anhela una pensión que le permita sobrevivir con relativa calma, que diría si supiera que gracias a la cleptocracia, su capital para el retiro fue invertido en empresas con el pretexto de que el resultado le brindarían intereses. Déjeme decirle que es cuento chino porque no se ha dado ni se dará por lo siguiente.

 

Resulta que el consorcio privado de Ingenieros Civiles Asociados (ICA), solicitó a los encargados de cuidar celosamente los ahorros de los trabajadores del estado Pensionissste, la friolera de 400 millones de pesos, con el fin de que ICA se capitalice.

Con el tiempo derivó en un quebranto para los trabajadores, porque ICA fue suspendida en el gran continente del dinero, me refiero el mercado bursátil mexicano, porque sus acciones carecen de valor.

 

La respuesta de Pensionissste y la Consar es absurda, porque argumentan que la Afore del Estado cuenta con 200 mil millones de pesos, por lo que 400 no son nada. Empero, de ese dinero dependen más o menos, 2 millones de trabajadores, si le restamos 400, afecta a unos 100 mil trabajadores. A su vez, la postura oficial dice que ignoraba los problemas financieros que tenía ICA, lo cual es falso, porque entre 2012 y 2015 el valor de capitalización ICA se redujo en 69 por ciento, siendo que su deuda neta sumó 46 mil 695 millones de pesos, 41 por ciento más que en 2013. Con estos datos sería suficiente para que el gobierno federal no le prestara ni un quinto. El problema no es ese, sino que se aprovecharon para sacar jugo al cadáver.

¿Sabía usted que la pensión mínima garantizada por el Issste es de alrededor de 4 mil pesos mensuales, mientras que en el IMSS es de 2 mil pesos, aproximadamente, siendo el resultado de dicha malévola acción de “rescate de ICA”, repito, de 100 mil trabajadores?

 

Mientras nuestro futuro es miserable, los cómplices de la casta dorada de la burocracia pagan pensiones aproximadamente de 300 mil pesos cada 30 días.

Según CONEVAL, Puebla capital es el municipio con más pobres del estado y el segundo del país hasta 2015, al albergar a 699 mil personas en esta condición, es decir, 135 mil más que cinco años atrás, cuando se ubicaron a 564 mil. También que crece pobreza hasta 25 por ciento en 129 municipios de Puebla.

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

*Analista político y de prospectiva social

Te puede interesar