24 junio 2018
El Popular

Picotazos

Rafael Moreno Valle Rosas, es “un acuerdo político interno”

Por El TUCÁN. / febrero . 18, 2018.

* Rafael Moreno Valle Rosas, es “un acuerdo político interno”

* Rodríguez Prats: hay inclusión, pero “nos arrollaron”,

* A Ochoa Reza todo mundo le renuncia en el PRI

* Miguel Ángel Chico Herrera, del PRI a Morena

* Meade será ungido hoy como el candidato de los priistas

* Alfonso Navarrete Prida, balconeado y accidentado

* Vidal Soberón: la Marina apoyará a quien resulte electo

 

YA SALIÓ el peine: Damián Zedepa, presidente nacional del PAN con licencia, señaló que las candidaturas del jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y del exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, son parte de un acuerdo político. “Mancera es parte de un acuerdo político con el frente, claro, porque construimos en común. Rafael Moreno Valle es un acuerdo político interno, claro, porque sabemos dialogar. Había algunas diferencias y visiones distintas y al final hubo generosidad de su parte para impulsar una candidatura de unidad”, aseguró. Justificó su postulación al afirmar que obedece a que la coalición Por México al Frente busca cambiar el régimen presidencialista a un esquema semi parlamentario. Dijo que su candidatura no fue a título personal, sino que fue un tema que platicó con el precandidato presidencial, Ricardo Anaya, y que fue él quien le hizo la sugerencia de que estuviera en la lista de candidatos al Senado. “Yo no me propuse, yo me registré, pedí licencia y me registré, y me registré en consenso con el próximo presidente de la República”, dijo en breve entrevista durante el Consejo Nacional del PAN. De acuerdo. Está pactado, ahora está por saberse qué harán Mancera y Moreno Valle para cumplirle a Anaya con lo acordado. El mismo Moreno Valle, exgobernador de Puebla y consejero nacional, indicó que al impulsarse un gobierno de coalición es válido que haya nombres como el de Miguel Ángel Mancera, además de que hay acuerdos políticos: “Mancera es mi amigo personal, entiendo que hay acuerdos políticos que se construyeron para poder lograr el Frente”… A estas alturas ya sabe usted, estimado lector, que con 15 votos en contra de los 326 consejeros nacionales del Partido Acción Nacional (PAN) que acudieron a la sesión extraordinaria, quedó avalada la lista de los candidatos plurinominales al Senado. Varios consejeros recriminaron que entre los tres primeros lugares esté el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera. El consejero Juan José Rodríguez Prats afirmó, de acuerdo con crónicas de medios de comunicación, que si bien no está de acuerdo en la postulación de Mancera, la definición se llevó a cabo democráticamente, pero “nos arrollaron, pero no significa que el partido esté dividido”. Marco Adame, consejero y exgobernador de Morelos, sostuvo que “el PAN gana inclusión al postular a Miguel Mancera (…) no es un debate ideológico, no se debe confundir una decisión de inclusión con los principios como se ha hecho creer. No es un tema de pago ni de cuotas”, aseveró. Sin embargo, no todo pinta bien, el consejero y senador José María Martínez indicó que la sesión del consejo fue un “atraco”, debido a que “no están considerando el impedimento legal que tiene Miguel Ángel Mancera, y así lo expusimos, el artículo 55 dice que los gobernadores, incluido el jefe de Gobierno, no puede competir en su jurisdicción, y así se los expusimos”. Atraco o no, la puntilla para los inconformes la dio Luis Felipe Bravo Mena, exdirigente del partido, “es un tema de inclusión porque se está proponiendo un nuevo régimen, un sistema semi parlamentario. Esperamos que Mancera valore y defienda el proyecto del Frente. Entiendo que otros partidos están haciendo el mismo esfuerzo, en el caso del PRD que llevará probablemente la candidatura de Xóchitl Gálvez”.

EN EL Partido Revolucionario Institucional el dirigente nacional Enrique Ochoa Reza es un factor, pero no de unión, si no de desunión: cada vez son más los lugares donde los militantes piensan salirse porque no se han visto favorecidos por las candidaturas a puestos de elección popular. Por ejemplo, el sonorense Antonio Astiazarán envió recientemente su carta de renuncia al dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, por la simple razón de que lo dejaron fuera de la contienda electoral para el Senado; otro que siguió la misma ruta es el senador guanajuatense Miguel Ángel Chico Herrera, quien renunció al PRI y se incorporó a Morena, convencido por Andrés Manuel López Obrador. Lea usted lo que declaró: “nunca pude hablar con el presidente del PRI y, en cambio, he entablado intensas conversaciones con López Obrador, Yeidckol Polevnsky, Ricardo Monreal y Leonel Godoy sobre lo que necesita Guanajuato”. En las dos cuartillas en las que presenta su renuncia, señala: “Usted ha privilegiado la simulación y los intereses personales”, y todo esto un día antes de que José Antonio Meade asuma la candidatura presidencial ante el priismo nacional. También el sonorense voltea a Morena.

En el tema electoral se ha abierto una especie de tregua. Candidatos y sus partidos tienen 47 días para dejar descansar a la ciudadanía, harta de mensajes vacíos y sin la propiedad que reclaman las propuestas concretas. Todos tienen que ver en el asunto: Elba Esther Gordillo, desde su prisión hogareña despacha órdenes para que esta vez los cárteles del magisterio traten de inclinar la balanza, ahora en favor de Morena, cuyo líder siempre atacó a la lideresa a quien consideraba parte de la mafia en el poder, alianza explicable por un error gubernamental al encarcelar a su mejor cómplice, la mujer que siempre compartió sus intereses con el presidente en turno, ahora será implacable enemigo. Un buen número de priistas inconforme con su dirigente Enrique Ochoa, por la impertinencia de sus declaraciones y porque el resultado hasta la fecha es la disminución en las encuestas de su candidato José Antonio Meade, quien ya debe estar urgido por remover a las viejas rémoras del PRI, esos dinosaurios que empañan una campaña…En días pasados cundía fuertemente el rumor de que se podría sustituir al candidato y muchos piensan que la consecuente es que Manlio Fabio Beltrones hubiera encajado más con el burdo discurso de Ochoa y las designaciones de chapulines o saltamontes que se alternan curules y escaños y permanecen siempre en ese círculo vicioso que afea al Congreso de la Unión. Mientras, ingenuamente un agente del CISEN confiesa no sólo su nombre, sino de la institución para la que trabaja, lo cual sirvió para que Ricardo Anaya mostrara en redes y en los medios el seguimiento que supuestamente se da a los candidatos y que sirvió también para exhibir al Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, que desconocía lo que estaba haciendo nada menos que su agencia de Seguridad Nacional…Extraño que el titular de la Secretaría de Marina, Vidal Soberón, se haya pronunciado por apoyar a quien resulte electo presidente, algo que constitucionalmente no es cuestionable; a su vez, el secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos ha mantenido el mutis luego de que López Obrador lo llamara maraquero, en un insulto vulgar a las Fuerzas Armadas, uno de tantos desplantes de quien ya se siente dueño de México y que se mofa de todo y de todos, pero la película apenas ha empezado y es difícil predecir el final aunque se ven sólo dos contendientes que cerrarán…Y es todo por hoy. Feliz semana y díganme algo… no se queden callados.

 

Te puede interesar