15 agosto 2018
El Popular

Contrastes

Las plurinominales del PRI: señal de derrota

Por Carlos GÓMEZ. / febrero . 13, 2018.

Los dirigentes y líderes de los sectores del PRI saben que es casi imposible ganar las elecciones a la gubernatura y Presidencia Municipal de Puebla o de qué otra forma se puede entender el reparto de las candidaturas plurinominales a diputaciones locales y regidurías.

En la lista de los “plurinominales” destaca la presencia del dirigente estatal, Jorge Estefan Chidiac, y la secretaria General, Rocío García Olmedo. También están la dirigente de las mujeres priistas, Sandra Montalvo, y el líder de los jóvenes Lorenzo Rivera Nava, además de Mayra Sánchez, líder de la Unidad Revolucionaria.

Aquí se debe precisar que la única que buscó competir en las urnas fue Mayra Sánchez, quien en un principio alzó la mano para participar por uno de los distritos de la capital poblana y cuando le cerraron el paso buscó ser candidata por Ciudad Serdán, no obstante, la “bajaron” de la contienda y de premio de consolación le dieron el quinto lugar de las plurinominales.

A parte de este caso los otros cuatro son líderes partidistas y de las organizaciones del PRI que no quisieron salir a las urnas para ganar un lugar en la próxima Legislatura.

Una pésima señal para Enrique Doger y Guillermo Deloya.

Si Jorge Estefan Chidiac quisiera ayudar a su candidato a la gubernatura debió ir a pelear palmo a palmo la zona de Izúcar de Matamoros y lo mismo Rocío García Olmedo en Atlixco.

O la propia Sandra Montalvo que se considera una de las piezas del equipo de Enrique Doger Guerrero para buscar sumar votos a través de un distrito de la capital poblana.

O del joven Lorenzo Rivera que cómodamente prefirió quedarse en la lista de las candidaturas plurinominales.

Y los mismo ocurre con personajes como Edgar Chumacero (yerno de Blanca Alcalá) y Leobardo Soto Enríquez (hijo de Leobardo Soto, líder de la CTM), quienes ocuparán los primeros lugares en la planilla de Guillermo Deloya.

No cabe duda que los líderes priistas dan claras señales de que no tienen confianza de ganar la gubernatura y el Ayuntamiento de Puebla.

No quieren arriesgar nada y se refugian en las plurinominales.

Enrique Doger Guerrero sabía que esto ocurriría y vendrán cosas peores para su campaña.

Que le pregunte a Javier López Zavala, Enrique Agüera y Blanca Alcalá cómo fueron traicionados por los priistas locales y abandonados desde la dirigencia nacional.

Esta película priista ya la vimos y todo indica que se volverá a repetir.

Por eso los líderes y dirigentes priistas ya se preparan para la derrota y colocan a sus piezas en las listas de los plurinominales.

gomezcarlos79@gmail.com

@gomezcarlos79

Te puede interesar