18 noviembre 2017
El Popular

Rastreando Sonoridades

El futuro es ahora; Gorillaz vuelve

Por Diana Gómez. / noviembre . 13, 2017.

El 2000 tenía bajo el brazo montones de planes futuristas para nosotros, habíamos visto el cambio de siglo y los medios de comunicación acompañados de su pareja favorita: la mercadotecnia, nos bombardearon con ideas que ahora suenan risibles y ridículas, entre ellas los automóviles voladores.

El mundo tenía la intención de que absolutamente todo nuestro entorno cambiara en un chasquido; ahora sabemos que las cosas son demasiado distintas y a veces hasta muy aterradoras, pero dentro de esas ideas descabelladas hubo algunas que sí funcionaron, como la que salió del cerebro de Damon Albarny su afán por crear una banda virtual.

No sonaba mal tener un proyecto que tuviera decenas de instrumentos y no se mostrara alguna cara humana, pero lo que todos pensamos-hasta el mismo creador de Gorillaz- fue que todo sería momentáneo, al final la inmediatez del nuevo siglo arrojaría al proyecto a un final inminente.

Pero nada de eso sucedió, en 2001 se anunció Gorillaz, un disco que contabala historia virtual de personajes peculiares. La cosa no era ajena, en ese mismo año Daft Punk sacó su película Intertestella 5555, junto a un álbum grandioso con una tangente muy parecida a la de Damon Albarn.

Después de casi 17 años, la imaginería de esta banda parece no tener fin, el secreto no ha sido difícil de ocultar. En gran medida las colaboraciones han hecho un trabajo arduo para que esta banda siga viva y continúe resonando como una de las más importantes del siglo.

Podemos asegurar que hasta The Fall, Gorillaz dio a conocer sus trabajos más personales, pero con Plastic Beach el futuro sí se hacía presente y abría una nueva década con una serie de colaboraciones que cambiarían un poco el concepto de la banda.

El concepto estaría muy bien planeado, luego de que Albarn comenzara con su camino por ser un espectador y recolector musical, sobre todo en el asombroso umbral del “woldmusic”, donde encontraría sonidos y músicos que no dudaría en colocar para sus siguientes discos. 

El propósito de extendernos un poco sobre esta banda es evidentemente su regreso a México en el Vive Latino 2018, festival que ha generado una serie de cuestiones que se manifiestan cada año.

Sin embargo, dentro de las ventajas de la edición número 19 del VL, se encuentra que Gorillaz participará con su ejercito de colaboradores; estará Little Dragon y KaliUchis, quienes prometen un combo perfecto.

No sería para nada una sorpresa si un rapero  o un productor de hip hop apareciera en el escenario. Se trata de un concierto que pocas veces se repetirá y que debe aprovecharse.

Es verdad que a muchos no nos encanta la idea de un Vive Latino reciclado con poca propuestas mexicanas y latinas, pero dentro de ese caos tenemos la oportunidad de ver un show imperdible para esta década  en el país.

 

@dianaegomez

Te puede interesar