18 noviembre 2017
El Popular

Horizontes

Horizontes

Por Tere MORA GUILLÉN. / octubre . 16, 2017.

Lo que nos faltaba, luego de los sismos que han devastado a los mexicanos, resulta que hay quienes desean pasarse de vivos y sin tener derecho, obtener beneficios de la tragedia. Tal es el caso de la ex alcaldesa municipal de Asunción Ixtaltepec, Oaxaca; Adelina Rasgado Escobar, y su esposo, Jorge Antonio, quienes registraron tres casas en el censo de viviendas dañadas de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Sedatu, sin haber sido damnificados. Por cada vivienda recibieron 120 mil pesos. Es justo que las autoridades correspondientes investiguen y sancionen este caso específico de abuso en la situación emergente que vivimos.

No se vale que en estos momentos haya quienes pretendan lucrar y sacar jugo de la situación, bastante cara habrá de salir la reconstrucción de las poblaciones dañadas de Oaxaca, Chiapas, y Tabasco, por el sismo registrado el pasado siete de Septiembre, y la reconstrucción y demolición de edificios por el temblor que causó graves daños en la Ciudad de México y Jojutla, Morelos; el 19 de Septiembre. 

En ambos casos los mexicanos mostramos al mundo un nuevo rostro, una vez más como en 1985, quedó manifiesta la unión y solidaridad que tenemos, cuando hay desastres y del corazón nos nace hermanarnos y tender la mano a quién lo necesita.

Sin embargo en ocasiones y es una lástima, pesa más la imagen que por siglos ha prevalecido allende nuestras fronteras, se tiene la percepción de que el mexicano es sombrerudo, flojo, macho, golpeador, borracho, chanchullero y hasta narcotraficante. 

En días recientes, el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, firmó el decreto para iniciar el Plan para la Transformación y Recuperación de la Ciudad de México, con el que se brindará atención a las personas que perdieron su vivienda por el sismo del 19 de septiembre.

El Plan se constituye de tres acciones que incluyen la creación de la Plataforma CDMX para la atención integral de necesidades de la población afectada, un paquete inicial de respuesta a urgencias sociales y económicas de la población capitalina, y la creación de la Comisión para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México.

Entre los apoyos anunciados por el jefe de gobierno, destacan: Ayuda para renta, por 3 mil pesos al mes por un tiempo determinado, a la que podrán acceder las personas con viviendas afectadas por el terremoto, previo contacto y creación de la georreferenciación.

Además se implementarán soluciones permanentes en inmuebles afectados, estos apoyos se darán tomando como referencia el nivel de daño identificado en cada edificación.

Asimismo habrá ayuda para reparaciones en construcciones que ya han sido dictaminadas y presentan daños de nivel verde, que permiten continuar habitándolas, se cubrirán gastos como: recuperación de vidrios, atención de fisuras, caída de aplanado o plafones. También recibirán apoyo de brigadas enviadas por el gobierno de la Ciudad de México, para la reparación de sus afectaciones, pero se debe llenar una cédula de atención, a fin de contar con la conformidad del solicitante.

En caso de que se realice la reparación por la vía particular, se podrá dar un apoyo de hasta ocho mil pesos para cubrir los gastos, dependiendo la intervención que se efectuó.

Las construcciones con daño significativo, no estructural, que hagan el inmueble no habitable durante su reparación, serán considerados de nivel amarillo. Aquellos que tengan este dictamen contarán con dos tipos de ayuda.

En un acuerdo con la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios Avi, que agrupa a las principales empresas de la industria de la construcción, ese organismo tomará cada uno de los inmuebles y se encargarán de su reconstrucción o rehabilitación.

Por otra parte, los créditos para vivienda serán operados directamente por el gobierno capitalino, a través del Instituto de la Vivienda capitalino (Invi).

Las edificaciones que presenten un daño estructural, que serán consideradas o hayan sido catalogadas en nivel rojo, contarán con un programa específico que se está trabajando, como es el Fondo de Contingencias de la Ciudad de México y de la Sociedad Hipotecaria Federal.

También se instalaron Centros de Atención Integral para la Reconstrucción de la CDMX.

En esta etapa los mexicanos debemos tomar cartas en el asunto, y reparar cuanto daño haya en casas y edificios, bien sabemos que en caso de una réplica las edificaciones están resentidas, y por nuestra seguridad y la de nuestras familias debemos apostar a la prevención.

tere_mora_guillen@yahoo.com.mx

Te puede interesar