14 agosto 2018
El Popular

La corte de los milagros

Espionaje, elecciones y fallido control de daños

Por Rodolfo RUIZ. / julio . 19, 2017.

El espionaje puede convertirse en el gran tema de la campaña electoral del próximo año, no sólo por lo que hasta ahora se ha revelado, sino porque los audios de conversaciones telefónicas muy picantes y comprometedoras de diferentes actores políticos, que seguramente serán candidatos a un cargo de elección popular, se han esparcido.

Es decir, se han dispersado o fragmentado en bloques, algunos de ellos en poder de potenciales candidatos a la gubernatura, al senado o alguna diputación que no dudarán en echar mano de ellas para vencer, ridiculizar o exhibir a sus posibles contendientes en los procesos internos y constitucionales.

La relación de personajes alcanzados por el espionaje es inmensa, pues no sólo implica a los 66 políticos, funcionarios, periodistas, empresarios, activistas y líderes sindicales y sociales, objetivo de los escuchas ilegales, sino a decenas o cientos que de diciembre de 2013 a mayo de 2015 tuvieron algún contacto telefónico con ellos.

Vale la pena aclarar que varias de estas llamadas, producto del espionaje, ya se han difundido fragmentadas o de manera selectiva en Puebla, durante la contienda electoral del año pasado para exhibir los negocios de Blanca Alcalá y la relación de la excandidata a la gubernatura del PRD Roxana Luna Porquillo con el exsenador perredista Héctor Bautista, y en otras entidades como Tlaxcala o Guanajuato, para denostar a la senadora panista Adriana Dávila Fernández o al presidente municipal priista de San Miguel de Allende, Mauricio Trejo Pureco.

Sin embargo, hay otras, francamente explosivas de Enrique Doger, Juan Carlos Lastiri, José Juan Espinosa, Blanca Alcalá, Arturo Rueda, Rafael Micalco, Isabel Allende, Luis Maldonado, Enrique Núñez, Rubén Sarabia, Marcelo García, Félix Hernández y Jorge Estefan, que hasta ahora no se han difundido.

Se sabe que este último, incluso, realizó algunos pagos para adquirir sus audios y evitar su difusión, pero que fue dinero tirado a la basura, pues parte de sus 38 horas de grabación ya fueron filtradas a otros actores políticos.

En fin, el escándalo del espionaje va para largo y lo más probable que éste llegue a su punto más alto durante la definición de candidaturas a puestos de elección popular y durante la contienda de 2018 para presidente de la república, senadores, diputados federales, gobernador, diputados al Congreso del estado y presidentes municipales.

Así es que lo más recomendable es tener paciencia, hacerse de una buena dotación de palomitas y disfrutar la función XXX.

periodistasoy@hotmail.com

@periodistasoy

Te puede interesar