26 julio 2017
El Popular
El Popular Investiga

Concentran 4 municipios permisos de Semarnat

Por René VALENCIA |

La capital poblana encabezó el listado con 24 procedimientos; aprobaron 13; negaron 7; desecharon tres y uno fue descartado

Archivo Enfoque | Entre los proyectos aprobados se encuentra la incorporación de descargas sanitarias sobre el Río Atoyac.

Casi el 31 por ciento de todos los proyectos que debieron superar un Procedimiento de Impacto Ambiental en Puebla se concentraron en cuatro municipios, entre los que destacó el de la capital del estado, así lo revela una solicitud de acceso a la información respondida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a este medio.

El documento obtenido a través de la Plataforma Nacional de Transparencia precisó que en todo el sexenio del exgobernador Rafael Moreno Valle se interpusieron 209 trámites para evaluar que se respetaran la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA).


Gráfico: Melqar Hernández

La capital poblana encabezó el listado con 24 procedimientos; de los cuales aprobaron 13; siete fueron negados; tres fueron desechados, mientras que uno lo descartó Semarnat, debido a que no requería de una autorización para ser ejecutado.

En 2012 se presentó la mayor cantidad de solicitudes presentadas en la administración morenovallista, con seis, de los que sólo se negó la ejecución de uno, mientras que el resto recibió su concesión de forma condicionada, lo que los obligaba a resarcir los daños provocados en la zona.

El único proyecto negado en 2012 consistió en una iniciativa para la captación de las descargas del balneario Agua Azul; Semarnat rechazó el permiso, promovido por Manuel Urquiza Estrada, debido a que no respondió a los requisitos que necesitaba, por lo que tras vencer el plazo, se anuló.

En caso contrario, los proyectos aprobados fueron la construcción del sistema de biorremediación del Río Atoyac, incorporación de descargas sanitarias sobre el Río Atoyac, un plan nombrado como Torres de Mayorazgo, la construcción del Libramiento Poniente de la ciudad y la red de estaciones de monitoreo para mejorar la calidad del agua en la cuenca Alto Atoyac.

Durante el sexenio pasado, la capital poblana recibió autorización total de dos proyectos, de los cuales el más antiguo fue en 2011, cuando se pidió la ampliación de vida útil del relleno sanitario de Puebla, mientras que en 2015 se permitieron obras para descarga pluvial en residencias.

Tehuacán, el más rechazado

El documento de la Semarnat indicó que entre 2011 y 2016 se ingresaron 15 iniciativas a un Procedimiento de Impacto Ambiental, de las cuales nueve fueron rechazadas por no cubrir con todos los requisitos en materia ambiental.

El año con más peticiones rechazadas en el municipio fue 2011: la extracción, trituración, comercialización y lotificación de distintos predios, como El Túnel, La Toma y Garci-Crespo; además, se negó un proyecto etiquetado como “Señorita Socorro Sánchez”.

Respecto a los proyectos aprobados, sólo cinco fueron considerados viables, sobre todo en 2012, cuando fueron autorizados tres trabajos de explotación y venta de predios utilizados para agregados pétreos; por otro lado, las otras dos autorizaciones fueron entre 2013 y 2016, en este último año para un conjunto habitacional.

Zacatlán, de los más buscados

Con la misma cantidad de procedimientos que Tehuacán, Zacatlán se mostró aún menos permisivo ante la Semarnat, ya que sólo se autorizaron tres proyectos condicionados, uno aprobado en su totalidad, otros ocho negados, dos en los que desistieron y otro desechado.

Entre 2015 y 2016 se negó la mayor cantidad de proyectos, debido a que siete fueron rechazados; entre los permisos buscados destacó la extracción de feldespato, mineral utilizado para la fabricación de vidrio, con cuatro peticiones enfocadas en ese rubro.

En cuanto a los proyectos aprobados, tres se hicieron de forma condicionada, para la extracción de feldespato, así como para la modernización del camino Nanacamila-Atotonilco-Jonuco Pedernales-Chignahuapan-Acoculco; no obstante, los tres trámites restantes fueron desechados o se desistió de ellos por intereses del promovente.

Huauchinango, el tercero más solicitado

Con 10 Procedimientos de Impacto Ambiental, Huachinango fue la tercera demarcación con mayor interés para la realización de proyectos; no obstante, cerca de la mitad de todos los permisos fueron autorizados bajo condicionamiento por Semarnat.

Dichos proyectos correspondieron a dos gasolineras: Grupo Gasolinero HP y Servicios Wurts SA de CV; también se aprobó la construcción de una plaza comercial, una granja acuícola y un entronque y un puente vehicular para la zona, ambos promovidos por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Durante el sexenio pasado se negaron tres obras en Huauchinango, las cuales estuvieron relacionadas a la construcción de un Centro Ecoturístico, trabajos de mantenimiento de una concesionaria de autos Nissan, además de mejoras para la autopista México-Tuxpan.

Deja un comentario

Te puede interesar