18 agosto 2017
El Popular

Rastreando Sonoridades

De Mike Hadreas a Harry Styles

Por Diana Gómez. / junio . 18, 2017.

Estos días he estado escuchando simultáneamente a Perfume Genius y a Harry Styles, comenzaré con el primero, aunque debo aceptar que el segundo me emocionó y tomó por sorpresa, dejándome un buen aprendizaje musical.

En 2014 Mike Hadreas lanzó Too Bright, un tercer trabajo que contenía dos potentes canciones, “Queen” y “Fool”. El disco era una joya romántica, pero esas dos piezas eran el centro del universo, mediante ellas se movía todo el álbum.

En ese entonces los reflectores voltearon a ver a Hadreas y su proyecto Perfume Genius, lo hicieron porque tenía notas y pinceladas que llamaban la atención. No fue un disco que rompió el 2014 pero sí tenía curiosidades dignas de escuchar.

En este año, Mike regresa con una verdadera obra maestra, se trata de No Shape, disco del cual puedo asegurar, estará en el top de los mejores de 2017,  al menos yo ya me lo he llevado a mis rincones musicales.

No Shapes tuvo el soporte de Alan Wyffels, la pareja sentimental de Mike Hadreas, quien ha sido desde el principio su fiel colaborador. Los dos mantienen este proyecto como una pintura renacentista; de hecho todo su trabajo se calca en decenas de obras de arte e historias hechas con pop barroco.

El disco mantiene una constancia en las trece canciones y jamás decae, situación que no escuchamos en Too Bride. De hecho el No Shapes sigue siendo un álbum lleno de amor y canciones lentas pero sumamente elegantes con jazz y trip hop; eso hace una diferencia abismal y coloca a Mike en un esplendoroso lugar.

Aunque todo el disco se disfruta, las verdaderas sorpresas están en “Run Me Through”, una canción de jazz con elementos deliciosos, y que llega para despedir todo el viaje de Perfume Genius. El No Shape es un disco que tienen que escuchar ya.

Harry Styles

No fui la única que sintió todo esto cuando escucho “Sing of the times” en un restaurante. Juré que ese piano –entre ruidos de personas y cocineros- correspondía a una banda de los setenta, muy cercana a The Beatles, pero nunca se me cruzó en la cabeza que el autor fuera Harry Styles, y bueno tampoco sabía quién era él.

Supe de One Direction hace algunos años y no les tomé importancia, otra boy band británica que no entraría para nada en mis oídos, simple y sencillamente porque el distanciamiento generacional era un tanto grande, y el desinterés aún más.

Cuando supe que Harry Styles fue su vocalista y había hecho ese gran pedazo de canción, todas las etiquetas y los prejuicios musicales se vinieron abajo, porque objetiva y subjetivamente es una gran pieza.

El disco en general no es malo, pero tampoco es algo impresionante, lo interesante aquí es que Harry Styles logró transformar un pop insípido en líneas sonoras exquisitas, con un piano básico y una guitarra que aparece por partes para dar los tonos más plausibles y dignos de un nuevo talento en el pop.

Este tipo de mutaciones se agradecen, porque nos hacen dudar sobre lo que creemos, son buenas cachetadas de humildad y una enorme oportunidad de ampliar nuestros espectros musicales. Puede que “Sing of the times” no sea la canción del año, pero sí es una entrada a un universo paralelo del que no deberíamos tener miedo a entrar.

@dianaegomez

 

Mike Hadreas, Harry Styles, sing of the times, one direction, too bride, no shapes

Este tipo de mutaciones se agradecen, porque nos hacen dudar sobre lo que creemos, son buenas cachetadas de humildad

De Mike Hadreas a Harry Styles

Diana Gómez

Estos días he estado escuchando simultáneamente a Perfume Genius y a Harry Styles, comenzaré con el primero, aunque debo aceptar que el segundo me emocionó y tomó por sorpresa, dejándome un buen aprendizaje musical.

En 2014 Mike Hadreas lanzó Too Bright, un tercer trabajo que contenía dos potentes canciones, “Queen” y “Fool”. El disco era una joya romántica, pero esas dos piezas eran el centro del universo, mediante ellas se movía todo el álbum.

En ese entonces los reflectores voltearon a ver a Hadreas y su proyecto Perfume Genius, lo hicieron porque tenía notas y pinceladas que llamaban la atención. No fue un disco que rompió el 2014 pero sí tenía curiosidades dignas de escuchar.

En este año, Mike regresa con una verdadera obra maestra, se trata de No Shape, disco del cual puedo asegurar, estará en el top de los mejores de 2017,  al menos yo ya me lo he llevado a mis rincones musicales.

No Shapes tuvo el soporte de Alan Wyffels, la pareja sentimental de Mike Hadreas, quien ha sido desde el principio su fiel colaborador. Los dos mantienen este proyecto como una pintura renacentista; de hecho todo su trabajo se calca en decenas de obras de arte e historias hechas con pop barroco.

El disco mantiene una constancia en las trece canciones y jamás decae, situación que no escuchamos en Too Bride. De hecho el No Shapes sigue siendo un álbum lleno de amor y canciones lentas pero sumamente elegantes con jazz y trip hop; eso hace una diferencia abismal y coloca a Mike en un esplendoroso lugar.

Aunque todo el disco se disfruta, las verdaderas sorpresas están en “Run Me Through”, una canción de jazz con elementos deliciosos, y que llega para despedir todo el viaje de Perfume Genius. El No Shape es un disco que tienen que escuchar ya.

Harry Styles

No fui la única que sintió todo esto cuando escucho “Sing of the times” en un restaurante. Juré que ese piano –entre ruidos de personas y cocineros- correspondía a una banda de los setenta, muy cercana a The Beatles, pero nunca se me cruzó en la cabeza que el autor fuera Harry Styles, y bueno tampoco sabía quién era él.

Supe de One Direction hace algunos años y no les tomé importancia, otra boy band británica que no entraría para nada en mis oídos, simple y sencillamente porque el distanciamiento generacional era un tanto grande, y el desinterés aún más.

Cuando supe que Harry Styles fue su vocalista y había hecho ese gran pedazo de canción, todas las etiquetas y los prejuicios musicales se vinieron abajo, porque objetiva y subjetivamente es una gran pieza.

El disco en general no es malo, pero tampoco es algo impresionante, lo interesante aquí es que Harry Styles logró transformar un pop insípido en líneas sonoras exquisitas, con un piano básico y una guitarra que aparece por partes para dar los tonos más plausibles y dignos de un nuevo talento en el pop.

Este tipo de mutaciones se agradecen, porque nos hacen dudar sobre lo que creemos, son buenas cachetadas de humildad y una enorme oportunidad de ampliar nuestros espectros musicales. Puede que “Sing of the times” no sea la canción del año, pero sí es una entrada a un universo paralelo del que no deberíamos tener miedo a entrar.

@dianaegomez

Te puede interesar