11 diciembre 2017
El Popular

Invitado

18 años después

Por Sebastián SERRANO VEGA. / junio . 15, 2017.

El 15 de junio de 1999, hace 18 años, a las 20:42:06.4 horas GMT (15:41:06 hora local) a 20 km aproximadamente al sur-sureste de Tehuacán, Puebla ocurrió un temblor de magnitud 6.7. La      magnitud es la determinada por el Servicio Sismológico Nacional. Y las coordenadas focales son: latitud 18.20?N, longitud 97.47?W, profundidad 92 km, determinadas por el mismo Servicio Sismológico, causó severos daños sobre todo a las edificaciones de las llamadas históricas, y alguna otras que, debido a su estructuración o a haber acumulado daños ocasionados por sismos pasados, habían quedado vulnerables ante un evento sísmico.

La magnitud de este sismo fue suficiente para considerarlo temblor de diseño. Con el registro obtenido de la estación de Ciudad Universitaria, ubicada específicamente en la Facultad de Ingeniería de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, y con el liderazgo del Dr. Javier Avilés López, se realizaron los trabajos necesarios para plantear las NORMAS TÉCNICAS COMPLEMENTARIAS PARA DISEÑO POR SISMO del Municipio de Puebla. Normas que quedaron incluidas en el Reglamento de Construcciones y posteriormente en el Código Reglamentario del Municipio de Puebla, COREMUN.

Durante el año pasado, 2016, nuevamente con el apoyo del Dr. Javier Avilés se realizó una revisión de las normas de diseño por sismo con el fin de actualizarlas. Los resultados se encuentran en las NORMAS TÉCNICAS PARA DISEÑO POR SISMO COMPLEMENTARIAS DEL LIBRO TERCERO CAPÍTULO 17 DEL CÓDIGO REGLAMENTARIO PARA EL MUNICIPIO DE PUEBLA, publicadas en el Periódico oficial del Estado de Puebla el día 7 de abril de 2017.

Actualmente, el Municipio de Puebla cuenta con Normas técnicas para Diseño por Sismo, normas que muchos otros municipios no poseen aún. Sin embargo, quedan muchas interrogantes: ¿Cuál es el estado actual de los reglamentos existentes y sus normas técnicas? ¿Qué tan completos son? ¿Su jurisdicción es estatal o municipal? ¿Son revisados y actualizados con regularidad o tienen en su contenido algún grado de obsolescencia? ¿Los requisitos de seguridad y de responsabilidades contenidos en ellos son suficientes? ¿Consideran los requisitos y procesos constructivos en función de los insumos actuales? ¿Consideran los casos de reparación de estructuras dañadas? ¿Consideran como un caso especial a las construcciones antiguas? ¿Se han incorporado en ellos las experiencias post-desastre?

Contamos con una de las mejores normas para diseño por sismo del país, sin embargo, no hemos sido capaces de hacer llegar al menos las bases necesarias a la gente más vulnerable. ¡La población de escasos recursos no las utiliza!

Por otro lado, nuestra ciudad y nuestro estado cuenta con un sin número de edificios en estado de riesgo por el deterioro causado por los años y el abandono de que han sido objeto. Otros con defectos originados desde su diseño y/o construcción.

Se han aprendido las lecciones que nos han dejado los sismos. Hemos actualizado nuestros reglamentos y hemos creado normas que guían la construcción, pero, ¿todo esto se ha aplicado para tener ciudades menos vulnerables?

*Serrano Ingenieros de Puebla, S. A. de C. V.

Te puede interesar