23 octubre 2017
El Popular

Alquimia de poder

Puebla en la indefensión

Por Ruby SORIANO. / junio . 12, 2017.

El tema de la inseguridad en Puebla rebasó a cuerpos de seguridad y gobernantes. Este fin de semana, el terror en su máxima expresión lo pudimos ver en los videos que circularon del asalto perpetrado a la unidad 11 de la ruta 68. Lo captado por los propios usuarios, reflejó la indefensión de los ciudadanos, el pánico, la angustia y la impotencia de haber sido despojados de sus pertenencias.

Estos videos son el mejor reflejo de hasta qué punto llegó la inseguridad en Puebla.

Las víctimas de este asalto tomaron el control de la situación, auxiliándose unos a otros, en esa orfandad que refleja la soledad policiaca en la que nos encontramos.

Mientras esto ocurría, en pleno Centro Histórico en la 11 oriente esquina con la 16 de septiembre, un grupo de hampones asaltaron a los clientes del Café Zaranda.

Y así, más delitos se replicaron en diferentes puntos de la capital poblana, como el que intentaron cometer en la farmacia Guadalajara en el bulevar norte, donde lo clientes golpearon a uno de los delincuentes hasta someterlo e impedir el atraco.

Por todo lo anterior y más, me pregunto de qué nos sirven los famosos decálogos de seguridad o el programa de Puebla sin hambre cuando lo que realmente estamos pidiendo a gritos es que alguien tome las riendas y se empiece a frenar esta ola de violencia e inseguridad.

Gobernador Antonio Gali échele una mano al presidente municipal Luis Banck que de plano no nos ha funcionado como edil. Necesitamos políticos que dejen por unas semanas el reflector de andar desayunando con mujeres periodistas para hablar de sus aspiraciones al 2018.

Urge un alcalde de tiempo que se involucre a fondo con lo que hoy sucede en la capital. Más allá de los cambios en la titularidad de la seguridad pública y cambiar hampón por otro hampón, urgen estrategias de alto impacto para contener la delincuencia.

Señores periodistas empecemos a hacer todos los chamba, dejemos de preguntarle a Luis Banck si quiere, no quiere, si piensa, si aspira o suspira. Preguntémosle ¿Para cuándo? ¿Cómo se hará? ¿Con cuántos elementos? ¿Cuáles serán las nuevas estrategias de seguridad?

Resulta francamente preocupante vivir en Puebla con un permanente miedo de pensar quién será la próxima víctima.

Desafortunadamente estamos rodeados de políticos y gobernantes ejerciendo el poder con miras a su futuro político para los próximos meses. Algunos incluso minimizan situaciones con el argumento de estar “sólo de paso”, así que para que se ensucian las mangas de la camisa, su pueden seguir cómodamente delegando acciones que sólo son líneas y párrafos en papel.

La tensión y constante temor que viven los ciudadanos lo está llevando a tomar acciones por su propia mano arriesgando su propia integridad. Qué lejos estamos de aquella Puebla tranquila donde se podía caminar por las calles del Centro Histórico mirando de lejos la inseguridad chilanga o del norte del país. Hoy sólo podemos concluir que llegaron y están aquí.

@rubysoriano

rubysoriano@gmail.com

http://mediatikos.worpress.com/

Te puede interesar