23 abril 2018
El Popular

La corte de los milagros

Pros y contras del refrendo panista en Puebla

Por Rodolfo RUIZ. / abril . 27, 2017.

Ante las fundadas sospechas de que el padrón del PAN en el estado está inflado con personas que ni panistas son, y evitar que en la próxima convención estatal del partido suceda lo que ocurrió en la Asamblea Municipal de Puebla, a la que sólo acudió el 18.27 por ciento de los afiliados en la capital, será interesante seguir de cerca el proceso de reafiliación o refrendo que partir del 9 de mayo y durante tres meses se efectuará en la entidad.

La intención del proceso es a todas luces plausible: lograr un padrón confiable en el que no existan militantes de relleno, sino panistas reales y claramente identificables.

Para ello los casi 36 mil afiliados que supuestamente existen en la entidad tendrán que acudir a sus comités municipales o al Comité Directivo Estatal para refrendar su militancia, presentando su credencial para votar y suscribiendo con su firma y huella digital un documento electrónico en el que expresan su decisión de pertenecer al PAN.

La depuración del padrón se hará a través de distintas vías. De entrada saldrán aquellos que no acudan al refrendo del 9 de mayo al 9 de agosto; luego, los que tengan una firma o huella digital que no coincida o sea notoriamente diferente a las que aparecen en su credencial de elector, y finalmente aquellos que aparezcan en otros padrones partidistas además del panista.

¿Con cuántos miembros se quedará finalmente el PAN de Puebla? ¿Qué porcentaje de los 35 mil 992 militantes de su padrón estatal son efectivos y refrendarán su militancia entre mayo y agosto? ¿Cuántos son falsos o ficticios? ¿Quién asumirá los costos políticos de aquellos militantes fantasma que fueron incluidos sin su consentimiento o presionados a incorporarse a cambio de una ayuda económica o los beneficios de un programa social?

Si en la capital del estado de un padrón de 8 mil 648 militantes, únicamente participaron en la Asamblea Municipal del domingo 1 mil 580, es decir el 18.27 por ciento, ¿qué podría esperarse en una asamblea o convención estatal?

¿Por qué de los 3 mil panistas que Pablo Rodríguez Regordosa esperaba en la Asamblea del domingo —donde fue reelecto por otros tres años al frente del Comité Directivo Municipal de Puebla— sólo llegó la mitad? ¿Qué falló?

El padrón panista de Puebla es el cuarto más grande del país, sólo superado por los de Veracruz, Estado de México y Jalisco.

¿Cómo quedará en agosto cuando concluya el refrendo? ¿Qué porcentaje de los 35 mil 992 miembros que hoy tiene el padrón de Puebla se reafiliará? ¿El 75, el 50, el 30 por ciento?

Cualquiera que sea el caso, pronto lo sabremos.

***

A propósito.

Un personaje panista que sin hacer mucho ruido está recorriendo el estado de norte a sur y de oriente a poniente es el que fuera presidente del Comité Directivo Estatal del PAN antes de Jesús Giles Carmona: Rafael Micalco Méndez.

Los enterados aseguran que la intención de Micalco es ser candidato al Senado de la República en 2018, por lo que se ha dado a la tarea de reclutar a sus simpatizantes y de reagrupar a los dirigentes de los comités municipales que formó o constituyó durante su larga estancia en el CDE como secretario de organización y más tarde como presidente estatal.

periodistasoy@hotmail.com

rruiz@e-consulta.com

Te puede interesar