24 mayo 2017
El Popular

Contrastes

El efecto “Delfina” en Puebla

Por Carlos GÓMEZ. / marzo . 17, 2017.

Andrés Manuel López Obrador hizo una jugada política inteligente al designar a Delfina Gómez Álvarez como la candidata de MORENA a la gubernatura del Estado de México, debido a que a estas alturas se encuentra en un empate técnico con el priista, Alfredo del Mazo, y ya dejó en el tercer lugar a la panista, Josefina Vázquez Mota.

La elección del próximo 4 de junio en el Estado de México marcará el rumbo que sigan las elecciones en el 2018, entre ellas la de Puebla.

En el hipotético caso de que Delfina Gómez Álvarez logre el histórico triunfo en el bastión más importante que tiene el PRI, entonces Andrés Manuel López Obrador no dudará en seguir su modelo de elección a candidatos.

Aunque, ese modelo no es perfecto debido a que ya se equivocó en territorio poblano el año pasado al designar al académico, Abraham  Quiroz Palacios, como el candidato de MORENA a la gubernatura de Puebla.

Delfina Gómez Álvarez es hija de un albañil y gracias a la cultura del esfuerzo pudo cursar una licenciatura para convertirse en maestra, posteriormente se metió a la política en donde fue presidenta municipal de Texcoco para el periodo 2012 al 2015.

Posteriormente solicitó licencia para separarse del cargo para ser postulada por MORENA como su candidata a una diputación federal y volvió a ganar.

Desde julio del 2016, AMLO destapó a Delfina Gómez como su candidata a la gubernatura del Estado de México y hoy los resultados son positivos.

De acuerdo con la encuesta publicada por el periódico Reforma, Alfredo del Mazo (PRI) tiene el 29% de las preferencias, Delfina Gómez (MORENA) el 28% y Josefina Vázquez Mota (PAN) el 25% de las preferencias electorales en el Estado de México.

En estos momentos existe un serio riesgo para el PRI de perder las elecciones en el Estado de México.

De concretarse ese escenario hay interesante variables que se aplica a nuestro entorno político local.

Primero, Rafael Moreno Valle podrá restregar en la cara de su líder nacional, Ricardo Anaya, que se equivocó al designar a Josefina Vázquez Mota.

Segundo, Moreno Valle pondrá en tela de juicio el dedazo usado por el PAN en el Estado de México sin hacer caso a los sondeos para determinar al mejor aspirante posicionado.

Tercero, la caída de Josefina Vázquez Mota será un golpe mortal para las aspiraciones políticas de Eduardo Rivera Pérez.

El expresidente municipal tiene esperanzas de ser el candidato a la gubernatura de Puebla por el PAN, siempre y cuando Josefina Vázquez gané en el Estado de México.

Y eso se ve cada día más lejano.

Josefina Vázquez Mota se ve más débil (física y políticamente) cada día.

Cuarto, Delfina Gómez no tiene escándalos (conocidos hasta hoy) y eso la fortalece.

MORENA no arriesgará en postular a un personaje en Puebla marcado por escándalos políticos y económicos.

Es ahí donde se tambalean las aspiraciones de José Juan Espinosa para convertirse en el candidato a la gubernatura por MORENA.

Y bajo ese esquema personajes como Rodrigo Abadala, Fernando Manzanilla y hasta el propio Miguel Barbosa saldrían beneficiados.

Por eso es muy interesante no perder de vista lo que ocurre en las elecciones del Estado de México.

Carlos Gómez / @gomezcarlos79

Te puede interesar