21 julio 2018
El Popular

Ronda política

Repensar nuestra política exterior

Por Maribel FLORES . / febrero . 14, 2017.

Actualmente, la lucha por el poder político es abierta y atemporal; una carrera presidencial puede empezar sin que haya terminado la que está en curso. Y en México ya empezó, por lo que cada día con mayor frecuencia veremos a líderes de los partidos políticos más activos no solo en México, sino en Estados Unidos, haciendo campaña electoral, en busca del respaldo ciudadano para el 2018.

En nuestra coyuntura política, concurren asuntos internos y externos que exigen respuestas del gobierno mexicano frente a las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump; entrelazados con el timing electoral de la carrera presidencial. Asistimos al cierre de la administración de Enrique Peña Nieto, esperando respuestas en la relación bilateral hasta el último día de su gestión; abriéndose paralelamente la nueva etapa política, pues se está diseñando la política exterior de la siguiente Presidencia de México, trabajo que realizan los aspirantes a sucederlo. Todas las fuerzas políticas del país despliegan recursos para definir la estrategia de comunicación política con base en tres elementos clave en la campaña: el partido político, el candidato (o candidata) y la plataforma política.

Los estrategas políticos deben considerar como tema principal de campaña la política exterior; asumiendo que el país enfrenta uno de los capítulos más complejos de su historia con su vecino del norte, liderado por un personaje político que no ve con buenos ojos a los mexicanos ni le interesa negociar los asuntos en común. Nuestra política exterior ha sido constante por décadas, pero debe replantearse porque hay un cambio de régimen y un ajuste al estilo de gobierno en Estados Unidos, lo que implica para nosotros nuevos objetivos, temas, actores y estrategias.

La globalización alteró la forma de hacer política en el ámbito internacional y en las relaciones en el orden económico. Quienes formulen la política exterior para  2018 tienen el reto de hacer frente a un ambiente internacional confuso y conformado por múltiples actores. Si bien es cierto que antes la diplomacia estaba enfocada en los Estados en el exterior, actualmente, de acuerdo con la Dra. Guadalupe González, la política exterior se ha democratizado, pues ha dejado de haber un monopolio gubernamental y son varios los actores que participan e inciden en la generación de políticas públicas en esta materia, estando anclada en una base social; destacando universidades, think tanks, artistas, deportistas, líderes religiosos, empresas, medios de comunicación, gobiernos locales, organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales.

Esto lo deben entender los aspirantes a la Presidencia, pues necesitamos una política exterior más activa e incluyente, haciendo uso de instrumentos del llamado softpower (poder suave) que en los noventa Joseph Nye definió como “las capacidades y recursos con los que cuentan los Estados para influir sobre las decisiones y el comportamiento de los demás, así como en los acontecimientos globales, a través de recursos intangibles, como son: los niveles de prosperidad económica, el nivel educativo de los habitantes, la capacidad tecnológica y la promoción y práctica de valores universales, tales como la democracia, los derechos humanos y la protección al medio ambiente- entre otros.”

México tiene que adaptarse a los cambios del escenario internacional, pero debemos determinar qué es lo que quiere transmitir del país con ese poder suave; ello implica actualizar el sentido de identidad nacional. El nacionalismo surgió como elemento ideológico para dotar al país de unidad y estabilidad interna. Fue un instrumento de legitimidad de los gobiernos priistas que buscaban guardar una imagen revolucionaria y nacionalista heredada de un movimiento social. Ha pasado más de un siglo, el país ya cambió y con él todo lo demás. Llegó el tiempo de repensar nuestra política exterior.

info@reconstruyendociudadania.org / @floresm_mx

* Politóloga del Tecnológico de Monterrey en Puebla

Te puede interesar