26 febrero 2017
El Popular

Tropiezos del gobernador electo y algarabía del saliente

Por Pablo RANGEL SARRELANGUE. / enero . 11, 2017.

En las reuniones de concertación entre el gobernador electo y el aún mandatario Rafael Moreno Valle Rosas no todo es representativo de la sonrisa que el primero se empeña en presentar a los poblanos en sus actos políticos.

Ciertamente será escaso el margen de maniobrabilidad que con un equipo propio de trabajo pueda tener don Antonio Gali Fayad, por tanto, su efímero paso por la gubernatura del estado quizá sólo dé mucho de qué hablar en el aspecto de seguridad pública, es decir el más vulnerable en el estado, quizá esto provocó que el mandatario electo con cierta molestia optara por viajar a Barcelona, España, donde además hay quienes afirman se reunió con un personaje de la dinastía morenovallista, para atender algunos aspectos técnicos que serán claves en el manejo del erario.

Mientras ello acontecía por la madre patria, aquí se daba madruguete en la reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial en el estado para prolongar la estadía del magistrado Roberto Flores Toledano, en el tercer poder, pero además dotando a este último de facultades plenipotenciales para “regular” la conducta de jueces y magistrados, algo que desde luego no sucederá y por ende no me reservo siquiera beneficio de duda en cuanto a la disciplina contra actos de corrupción de los encargados de administrar justicia.

Y es que, no obstante que personas cercanas al propio gobierno del estado han realizado observaciones considerables respecto de la conducta de ciertos jueces y magistrados al presidente del Tribunal Superior de Justicia, tras su viaje familiar por Orlando, Florida, éste ha optado únicamente por hacer mutis frente a los señalamientos claros y precisos que colaboradores del doctor Moreno Valle y la maestra Martha Érika Alonso, le realizaran en el pasado mes de diciembre.

Lo que cito últimamente ha permito tras un sexenio que los amigos de la pareja que aun gobierna admitan que se equivocaron al hacer llegar su queja al presidente del Tribunal Superior de Justicia, ya que por fin están ciertos de que deben acudir a las oficinas de bulevar 5 de Mayo y la 31, para alzar su voz con quien verdaderamente gobierna el Poder Judicial o bien esperar a la llegada del nuevo gobernante para plantear con mayor seriedad su problema.

El futuro gobernador de Puebla sostiene que no está dispuesto a vivir durante su mandato por los rumbos del cerro de Loreto, ya que quizá la casa de gobierno sólo sirva de bunker para mantener cercano dialogo con el doctor Moreno Valle.

Los días venideros serán de algarabía y frecuente inauguración de obras por parte del gobernador saliente, quien ha iniciado abierta campaña para posicionarse en todos los medios como el hombre que puede salvar a México, de la intencional debacle generada por Enrique Peña Nieto, más aun sabedor que el candidato de este es su viejo amigo Luis Videgaray Caso.

Existe nerviosismo en don José Antonio Gali Fayad, evidentemente producto de cierta inexperiencia, sin embargo, qué más da llegar a aprender un poco, finalmente ese es el camino de los políticos en nuestro país, no obstante lo cual sostengo, el tropiezo más grande para el futuro gobernador puede ser el esquema de seguridad publica donde tendrá que enfrentar a la delincuencia común y organizada con la misma plataforma de trabajo que le dejan por decreto.

jurídico_rangel@hotmail.com

Te puede interesar