21 julio 2018
El Popular

Ronda política

Ronda Política

Por Maribel FLORES . / noviembre . 27, 2016.

Fidel Castro fue quizás el único líder político del Siglo XX que sobrevivió a diez administraciones presidenciales de Estados Unidos que no pudieron terminar con él y su régimen político, como sí lo hizo su estado de salud a sus 90 años de edad.

Muere en un día que irónicamente es el consagrado para el capitalismo estadounidense: el viernes negro o Black Friday en que salen a la calle multitudes de personas para hacer sus compras navideñas con grandes rebajas que esperan durante todo el año, un día emblemático para su más grande opositor: Estados Unidos de América.

El 1 de enero de 1959 es el día que asume el poder de Cuba, como resultado del movimiento revolucionario que encabezó años antes, en 1953, cuando a sus 26 años de edad buscó provocar con el asalto armado al cuartel de la Moncada un cambio político en la isla, a fin de derrocar la dictadura del general Fulgencio Batista, que se destacaba por la corrupción, la prostitución, el juego y el derroche. Hecho que no trascendió en ese momento pero que después le permitirá gobernar por más de medio siglo en el que no dejó el poder y cuando lo hizo lo transfirió a su propio hermano.

Murió el último de los grandes protagonistas de la Guerra Fría que instauró desde el momento que asumió su mandato un tipo de régimen marxista-leninista a menos de 200 kilómetros de su mayor enemigo (EUA), aliándose a la órbita soviética pues era afín ideológicamente a su proyecto político y su riesgo frente los norteamericanos significativamente menor, aunque aisló así a su pueblo.

Cuando la URSS se derrumbó, a partir de la década de los noventa del siglo pasado, Cuba enfrentó un problema económico que no pudo resolver Castro por causas tanto endógenas como exógenas. A partir de ese momento, la isla perdió aproximadamente el 50 por ciento de su PIB y el 75 por ciento de sus importaciones, por lo cual, el gobierno de la Habana buscó salir adelante sin éxito.

Carismático pero temperamental, Fidel Alejandro Castro Ruz, proporcionó en un periodo de más de medio siglo, educación y salud para la mayor parte de sus gobernados, aunque a costa de los sueños de libertad de los cubanos.

No pudo lograr la prosperidad económica de la isla como lo planteaba en sus primeros discursos revolucionarios, por un lado, por el modelo socialista que para muchos constituyó una forma anacrónica y disfuncional de gobernar a Cuba después de la Guerra Fría, aislando la isla de lo que consideraba el imperialismo norteamericano.

La opinión pública está dividida, ya que por un lado, parte de la población lo identifica como un político que nació y murió rico, sin ser congruente con los principios que defendía por el bien común, siendo su gobierno autoritario.

Aunque hay otra parte de la población que defiende a su líder pues considera que logró lo que se propuso: un cambio político. Por otro lado, el fracaso económico puede atribuirse al embargo que le impuso Estados Unidos, pues era irreconciliable la relación con el país norteamericano al estar aliada la isla con su antagónico principal que era la URSS. Estados Unidos rompió relaciones con Cuba en enero de 1961 y ello tuvo graves consecuencias por décadas.

El año 1962 es un hito en la historia universal y en la política internacional por el nivel de incertidumbre que provocó la tensión entre Estados Unidos y la URSS, estando Cuba en medio del conflicto al tener en su territorio material atómico, lo que puso al mundo al borde de la tercera guerra mundial, pues estuvimos a punto de entrar en una guerra nuclear si se detonaban los misiles hacia Estados Unidos, por lo que la seguridad internacional pendía de un hilo por la crisis de los misiles.

Los tiempos cambian y Cuba tendrá que asumir su nuevo papel en la región y en el mundo, tras la muerte de Castro pero aún no está claro cómo será en todas sus dimensiones: política, económica y social.

*Politóloga del Tecnológico de Monterrey en Puebla

@floresm_mx

Te puede interesar