11 diciembre 2017
El Popular

De tocho morocho

De tocho morocho

Por Montserrat FERNÁNDEZ. / septiembre . 19, 2016.

¿Dónde le agarró el temblor mi fiel lector? ¿Dónde dio el Grito de Independencia? No sé usted como sintió el ambiente patrio, pero la percepción de su servidora fue de frivolidad, austeridad, nostalgia, un ambiente tenso. Desde el año pasado, los adornos tricolores en las fachadas de edificios, restaurantes, casas particulares y en el Centro Histórico fueron escasos ¿dónde quedó el sentimiento patrio? ¿El amor por nuestra historia y héroes que nos dieron libertad? Esta columnista, alrededor de las 19 horas, decidió bajar al zócalo para vivir en carne propia esta fecha… muy entusiasmada caminaba hacia los Portales cuando un conocido me saludó y dijo “se está poniendo feo el zócalo, mejor no bajes, ya lanzaron gas lacrimógeno”. Sin hacer mucho caso a sus recomendaciones, la autora de esta columna siguió su camino; al llegar a la esquina de Hidalgo y Valdivieso varias personas se alejaban corriendo del lugar. Las cortinas de acero de los negocios comenzaban a tronar, los trabajadores de los restaurantes ubicados en los portales en un abrir y cerrar de ojos resguardaban las sillas y mesas de la amenaza magisterial. El show previo al Grito de Independencia ya había comenzado: enfrentamiento entre elementos policiacos con la sección 22. La violencia se desató cuando un contingente de maestros intentó ingresar al zócalo capitalino para realizar su grito popular, pero sobre la calle de Guerrero esquina con Armenta y López, policías antimotines les impidieron el paso. Tres largas horas entre cohetones, piedras, gas lacrimógeno e insultos por parte del magisterio en contra de los uniformados. Una tristeza profunda invadió mi pequeño ser cuando mis ojos humedecidos vieron como las personas que comían tranquilamente en los portales tuvieron que salir huyendo. Una turista, que vestía una falda y huipil típico, se acercó a esta columnista y le preguntó qué sucedía, que su hotel estaba cerca del centro y sólo había visto que los policías se formaban con sus escudos. “Es una pena por Oaxaca, es tan bonita, a mí gusta venir. En los Estados Unidos todo el tiempo nos dicen que no viajemos a Oaxaca, nos recomiendan ir a otros lugares como San Miguel de Allende”, me confesó la mujer proveniente de California. En las redes sociales le apostaban a que el ‘gobernador del cambio’ no daría su último grito; sin embargo, DENISE MAERKER en su noticiario aseguraba que el pueblo oaxaqueño sí tendría su noche mexicana. Ya en el Palacio de Gobierno, GABINO CUÉ MONTEAGUDO era entrevistado por RAYMUNDO BARTOLANO, a quien le aseguró “dejo un gobierno mucho mejor que el que recibimos”, “logramos impulsar al turismo y significativamente se combatió la pobreza”, “se ha avanzado en los rubros de seguridad, procuración de justicia (…)”, son las tres frases que calaron hondo en mi mente. ¿Un estado mejor al que le heredó el exgobernador ULISES RUIZ? ¡Ah jijos! A ver qué día nos tomamos un cafecito y lo platicamos amplio y tendido. De mientras abajo, la banda de música del Ejército abandonaba el zócalo y se resguardaba en el palacio ante los gritos de los normalistas y militantes de la CNTE “asesinos” “asesinos”. Sus ojos llenos de odio y resentimiento no les permiten asimilar y/o reconocer cuando los militares salvan vidas durante los desastres naturales. GABINO está a punto de salir al balcón, medio sale, toma la Bandera y grita sin ánimo, sin sentimiento “Oaxaqueñas y oaxaqueños, vivan los héroes que nos dieron patria y libertad, viva HIDALGO, viva MORELOS, viva la Corregidora JOSEFA ORTIZ  de DOMINGUEZ, viva ALLENDE, viva la Independencia Nacional…” algo inusitado sucedió, a CUÉ le ganó el hígado y cambio el guión del Grito de Dolores “viva la educación de calidad para los niños y niñas de Oaxaca, no más actitudes que lastimen a Oaxaca”. Sin duda alguna, el último grito de CUÉ MONTEAGUDO será inolvidable. Mientras, a las 23 en el Palacio Nacional el Presidente de México se asomaba al balcón para dar inicio al tradicional grito. Un ENRIQUE PEÑA NIETO desangelado, poco motivado, quizá temeroso. Si algo me gustaba del exmandatario panista FELIPE CALDERÓN era su entusiasmo, su amor a la patria  cuando gritaba “viva México”, un rugido lleno de orgullo ¡A todo pulmón! Hasta la piel se me ponía chinita.

***

¡Qué ganas de joder de la mafia magisterial! Se nota a leguas que lo único que quieren es ser golpeados, maltratados y algunos ‘muertitos’ para seguir en su papel de víctimas, que el mundo crea que su lucha es legítima y que en verdad se preocupan por la educación de la niñez mexicana. Una cobarde y ruin provocación llegar al zócalo para dar su grito popular justo enfrente del Palacio de Gobierno. Y ¿sabes maestro qué lograste con tu cerrazón? Ahuyentar a los turistas, joder las ventas de los empresarios del Centro Histórico, deteriorar más la imagen de Oaxaca, ante los ojos del mundo visto como un estado salvaje y peligroso, lastimar al verdadero pueblo que esperaba con alegría el 15 de septiembre, una noche tan esperada para las familias oaxaqueñas que todavía creen en su país y en su estado. ¡Qué necedad de atentar contra las fiestas populares! Fiestas que son del verdadero pueblo, no de los gobernantes.

***

¿Quién es el ex funcionario que durante el sexenio gabinista saturó sus cuentas bancarias de millones de pesos y que ahora se dedica con su familia a la construcción y venta de lujosos departamentos en ejido Guadalupe Victoria y San Felipe del Agua? ¿En qué va la investigación del asesinato del exsubdirector general de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud RAFAEL PÉREZ GAVILÁN?

***

Mi solidaridad con la fotoperiodista CITLALLI CID, del periódico El Tiempo, quien  pese a estar embarazada, fue agredida e intimidada por un grupo de maestras de la sección 22 que ampliaban su plantón sobre la calle de Guerrero y Bustamante. Las agresoras la amenazaron con encerrarla hasta que borrara todas las fotografías que captó durante la instalación de lonas.

* Lic. Ciencias y Técnicas de la Comunicación

*Directora de Enlace con la Dirección de El Imparcial

tochomorocholacolumna@hotmail.com

tochomorocho@imparcialenlinea.com

@morochotocho

Te puede interesar